46º REY TITULAR DE NAVARRA
ENRIQUE V
"el Discapacitado"
(1907-1939)

        buscador
- eus: Henrike Borboi Parmakoa, Nafarroako errege titularra
 
- fr: Henri de Bourbon-Parme, roi titulaire de Navarre

- deu: Heinrich von Bourbon Parma, titularkönig von Navarra

- it: Enrico di Borbone-Parma, re nominale di Navarra

- eng: Henry of Bourbon Parma, titular king of Navarre

El rey Enrique V de Borbón Parma (1873-†1939), rey de Navarra, príncipe de Parma, y duque titular de Parma. Borboi-Parmako Henrike V.a erregea (1873-†1939), Nafarroako erregea, Parmako printzea eta Parmako dukerriko dukenahia. Roi Henri V de Bourbon-Parme (1873-†1939), roi de Navarre, Prince de Parme et prétendant au duché de Parme. König Heinrich V. von Bourbon-Parma (1873-†1939), könig von Navarra, Prinz von Parma und Titularherzog von Bourbon-Parma. Re Enrico V di Borbone-Parma (1873-†1939), re di Navarra, Principe di Parma e pretendente ducale di Parma.
Imagen retrospectiva de S.A.R. el todavía príncipe don Enrique de Borbón Parma.
53.x15

Índice de Armerías Reales

galeria


Timbre y campo del escudo de armas de Enrique de Borbón-Parma / blason de Henri de Bourbon Parme / Borboi Parmako Henrikeren armarria / Stemma di Enrico di Borbone-Parma / Coat of Arms of Henry of Bourbon Parma / Wappen Heinrich von Bourbon-Parma

Timbre y campo del escudo heráldico de S.M. don Enrique V

NOMBRE COMPLETO

Enrique María Alberto Fernando Carlos Pío Luis Antonio de Borbón-Parma, Borbón-Dos Sicilias, Borbón y Habsburgo-Teschen.

Titulación extranjera: duque de Parma, príncipe de Parma

INFORMACIÓN PERSONAL

Nacimiento: 13 de junio de 1873, Castillo de Wartegg en Rorschacherberg  (Confederación Suiza)
Padre: S.M. don Roberto de Borbón Parma
Madre: S.A.R. la princesa consorte doña María Pía de Borbón-Dos Sicilias
Fallecimiento: 10 de mayo de 1939, "Villa Borbone delle Pianore" en Capezzano Pianore (Reino de Italia)
[†]
Edad: 65 años
Sepultura: Capilla Real de San Carlos Borromeo de la tenuta "Villa Borbone" en Viareggio (Reino de Italia)
[]

INTITULACIONES Y MENCIONES:

(1906) 
Prince Héritier
Henri Marie Charles Albert Ferdinand Pie Louis Antonin []45.22

(1913) 
Henri Marie Charles Albert Ferdinand Pie Louis Antonin de Bourbon, Duc de Parme, Altesse Royale []46.61

(1914) 
Royal Highness
Henry, duke of Parma, Plaisance, etc. []46.58

(1918) 
Henri de Bourbon, duc de Parme, altesse royale

(1921) 
Prince
Henri Mari Albert Ferdinand Charles Pie Louis Antonin de Bourbon, duc de Parme, Altesse Royale []46.60

FILIACIÓN DINÁSTICA SOBRE LA CORONA DE NAVARRA:
 

  • Casa Real: NavarraCuartelado dinástico Navarra-Borbón Parma.

  • Dinastía: Xº - Borbón Parma

  • Tesitura del reino: Abolido

  • 1907
  • Estatus del titular: Rey titular sin soberanía efectiva

  • Fuente del derecho: Derecho Foral Navarro

  • Ordenamiento Foral del Reino de Navarra:
     
    • Fuero General de 1238
    • Pactado y establecido por los representantes deliberativos de los estamentos del reino de Navarra y por el rey S.M. Teobaldo I []52.97
       
    • Amejoramiento de 1330
    • Pactado y aprobado por los representantes deliberativos de los estamentos del Reino de Navarra y por el rey consorte S.M. don Felipe III []53.32
       
    • Amejoramiento de 1418
    • Pactado y aprobado por los representantes deliberativos de los estamentos del Reino de Navarra y por el rey S.M. don Carlos III []52.98
       
    • Fuero Moderno de 1611
    • Pactado y aprobado por los representantes deliberativos de los estamentos del Reino de Navarra y por el rey legítimo con arreglo a Fuero S.M. don Luis II
      []38.1

  • Designación: 16 de noviembre de 1907
  • Mandato: 31 años, 5 meses y 25 días

  • Descendencia dinasta: Sin descendencia

  • Predecesor: S.M. don Roberto I de Parma

  • Transmitente del legado: S.M. don Roberto I de Parma

  • Filiación dinasta:

10º Dinastía de la Casa Real Navarra - Arbol Genealógico de los Borbón Parma

  - Hijo de Roberto I de Parma (†1907)
 

52.1x7

 

Don Enrique de Borbón-Parma y Borbón-Dos Sicilias fue el titular de la principal línea dinástica depositaria de los derechos a la Corona del Reino de Navarra. Su titularidad se soporta en base a la legitimidad del Derecho foral y normas de sucesión dinásticas tradicionales de la Corona navarra (sucesión hereditaria, parentesco de consanguinidad, principio de primogenitura, preferencia agnaticia, principio de representación, principio de indisponibilidad de la Corona, filiación legítima y cristiana) []52.42 aplicadas desde el año 1134 en el Reino de Navarra.

Tras el 16 de noviembre de 1907 de su progenitor el rey titular don Roberto I (q.e.p.d.) don Enrique de Borbón Parma vino en adoptar desde entonces y para lo sucesivo la protocolaria nominación de "S.M. don Enrique V" en el orden dinástico.

Fotografía del por entonces todavía infante don Enrique en su tierna niñez.

S.M. don Enrique V fue el XLVI depositario de los derechos dinásticos del Reino de Navarra y por mandato imprescriptible de sangre descendiente directo de sus reyes Enneco "Arista" [i], García Ennecones [ii], Fortún Garcés [iii], García Sánchez [v], Sancho "Abarca" [vi], García "el Tembloroso" [vii], Sancho "el Mayor" [viii], García "el de Nájera" [ix], García "el Restaurador" [xiv], Sancho "el Sabio" [xv], Teobaldo "el Trovador" [xvii], Enrique "el Gordo" [xix], Juana "de Champaña" [xx], Luis "el Hutín" [xxi], Juana "de Navarra" [xxv], Carlos "el Justiciero" [xxvi], Carlos "el Noble" [xxvii], Blanca "de Navarra" [xxviii] y Juan "el Usurpador" [xxix], Leonor "de Navarra" [xxx], Catalina "de Foix" [xxxii], Enrique "el Sangüesino" [xxxiii], Juana "de Albret" [xxxiv], Enrique "el Bearnés" [xxxv], Luis "el Justo" [xxxvi], Luis "el Grande" [xxxvii], Luis "el Bienamado" [xxxviii], Carlos "de Artois" [xliii] y Roberto "de Parma" [xlv].

MATRIMONIO Y DESCENDENCIA:

S.M. don Enrique de Borbón Parma se mantuvo célibe y no tuvo descendencia.

 

52.x28

Semblante de don Enrique de Borbón Parma.

ÑÐ

MANDATO

Contenido íntegro reservado para miembros

Contraseña:

 

Vista previa:

 

 

Entorno familiar de los Borbón Parma

El duque de Parma y rey titular de Navarra S.M. don Roberto I, padre de don Enrique, fue uno de los hombres más ricos de finales del siglo XIX pero la fortuna le fue esquiva con su progenie.

Contrajo nupcias en Roma el 5 de abril de 1869 con la princesa María Pía de Borbón-Dos Sicilias. La familia de la contrayente accedió al enlace al estar pasando por dificultades financieras tras salir derrotada de la Guerra de Unificación Italiana y la abolición del Reino de las Dos Sicilias en 1861. Roberto I y María Pía tuvieron una prolija descendencia con un total de 12 hijos de los cuales únicamente 3 de ellos (María Luisa, Beatriz y Elías) no presentaron en su madurez síntomas de discapacidad cognitiva (retraso mental), afección hereditaria posiblemente transmitida por María Pía.

 

Fotografía de S.M. el rey don Roberto de Borbón Parma.

Ferviente religioso, el duque don Roberto mantuvo hasta el final de sus días la esperanza de que sus hijos impedidos mentales sanaran providencialmente. Enviudó una semana después de que su mujer María Pía alumbrara en la Villa Bertrand [] de Biarritz a su último hijo llamado Augusto en 1882 []44.6. Después de quedarse viudo, Roberto se casó en segundas nupcias con la infanta María Antonia de Braganza (hija del rey de Portugal) en 1884 de la que tuvo otros 12 hijos de los cuales ninguno desarrolló los trastornos genéticos de sus medio hermanos. Menos de cuatro meses después de la muerte de Roberto I y a petición de su segunda mujer la duquesa viuda María Antonia de Braganza, la cual contaba con la aquiescencia de su hijastro el príncipe Elías, el gran mariscal de la Corte Austriaca declara "legalmente incompetentes" a seis de los hijos del primer matrimonio de Roberto I tras ser facultativamente analizados y manifestar muestras de deficiencia mental. La invalidez legal declarada de Luisa María, Enrique, María Inmaculada, José, María Teresa y María Pía de Borbón Parma por parte del estamento austriaco no injería en las prerrogativas y derechos nobiliarios de la familia por lo que respetando el testamento del difunto duque de Parma Roberto I el sano hermano benjamín de los inhabilitados, Elías, asumía funcionalmente la regencia de los derechos dinásticos acatando formalmente la titularidad dinástica de su discapacitado hermano mayor. Por otra parte, la viuda del difunto, doña María Antonia de Braganza asumió la tutela de todos los hijastros impedidos, incluyendo a S.M. el primogénito don Enrique V, titular del reino de Navarra y del ducado de Parma, que vivirán apartados del trato social. El propio emperador austrohúngaro Franciscó José I ya había mostrado sus preferencias familiares nombrando en vida del patriarca Roberto I caballero de la orden del Toisón de Oro al príncipe Elías de Borbón Parma el 19 de marzo 1907 []45.16 en reconocimiento de su prominente condición frente a la del resto de hermanos y medio hermanos.

En su testamento Roberto I dictaminó ser enterrado en la capilla adosada a la "Villa Borbone" [] situada en Viareggio, en la actual provincia italiana de Lucca, y entregar la mitad de todos sus bienes constituidos en mayorazgo al único varón sano de su primer matrimonio, Elías, así como 240.000 francos a su viuda junto con el usufructo del castillo de Schwarzau en la Baja Austria, y a repartir el resto de su patrimonio entre los hijos del primer y segundo matrimonio. La división de la herencia no gustó al medio hermano de Elías llamado Sixto, varón primogénito del segundo matrimonio de Roberto I y finalmente en 1910 se acordó con la aquiescencia del gran mariscal de la Corte Austriaca un pacto familiar con nuevo reparto de herencia por el que los bienes en Italia (entre los que sobresale la "Villa Borbone delle Pianore" [] en Cappezano Pianore en la provincia de Lucca) fueron para los descendientes del segundo matrimonio, los bienes de Suiza (entre los que destaca el castillo de Wartegg [] en el distrito de Rorschach) se destinaran a garantizar los cuidados que necesitaban los hijos deficientes y dependientes del primer matrimonio, y los bienes de Francia (entre los que despunta el Castillo de Chambord [] en el Valle del Loira) y Austria (el palacio de Schwarzau am Steinfield [] en el distrito de Neunkirchen) en mayorazgo para el regente Elías, quien a su vez se comprometía a satisfacer una renta mensual de 20.000 coronas de oro a su madrastra la duquesa viuda de Parma María Antonia de Braganza. De la gestión de los capitales diversificados por Roberto I en multitud de bancos extranjeros, gran parte provenientes del legado de los caudales del tío Enrique IV "el de Chambord", también se encargaría Elías cuya primera decisión fue reunir en contra de la opinión de su madrastra y medio hermanos, toda la fortuna en bancos austriacos.

Desahogados en lo económico, el matrimonio entre Elías y María Ana disfrutaba de un elevado tren de vida. Elías compaginaba su profesión de militar del imperio austrohúngaro con su gran afición por el motor y el pilotaje de coches de carreras, afición reservada por aquel entonces solo para unos pocos adinerados y privilegiados. Era habitual verlo involucrado en el mundillo de los rallys y participó como piloto en algunas competiciones a bordo de su flamante Austro-Daimler [], tales como la afamada Österreichische Alpenfahrt (un rally que desde su primera edición de 1910 se desarrollaba por los Alpes Austríacos). Por su parte María Ana formaba parte de la selectiva realeza y nobleza austrohúngara y ejercía haciendo vida social en la aristocrática Viena imperial de la preguerra. Sin embargo, en otoño de 1912 la relativa tranquilidad de la pareja se vio seriamente afectada. El hijo varón primogénito del matrimonio, el príncipe Carlos Luis [] que contaba apenas con 7 años de edad, enfermó de polio y falleció el 26 de septiembre [†]46.3, 46.4. El joven príncipe fue enterrado en una pequeña capilla que sus padres mandaron erigir en sus dominios forestales de Glashütte []52.141 y que es popularmente conocida como “Prinz-Bourbon-Parma-Gruftkapelle” [], situada a 1.300 metros de altitud en las inmediaciones de la mansión familiar de Elías en el valle de Thalberger Schwaig, en la vertiente este entre los picos Lorenzkogel (1.353 m.) y Windhag (1.395 m.) en Schaueregg, en los albores de los estados federados austríacos de Estiria y la Baja Austria.

El fallecimiento del primogénito y heredero de Elías de Borbón Parma no alteraba la condición de regente del afligido padre, que al no ser el primogénito de la familia preservaba con el ejercicio de la regencia el derecho dinástico de sus dos hermanos mayores Enrique y José. Con gran dignidad el príncipe de Parma e infante de Navarra declinó honores y prerrogativas que en derecho correspondían ejercer a su hermano mayor S.M. don Enrique V "el Discapacitado". Así, decidió no conceder ni distribuir las órdenes del ducado de Parma como hiciera su padre don Roberto I, verbigracia las insignias de la Orden Constantiana de San Jorge, del Orden de San Jorge al Mérito Militar o las de la Orden del Mérito de San Luis de Parma, uno de los pocos actos de soberanía que estaba en su mano ejercer como Jefe de la Casa Ducal en el exilio. Al tener dos hermanos mayores dinastas don Elías tampoco fue creado infante de España, dignidad reservada históricamente al primogénito de la Casa Ducal de Parma. Declinó explícitamente a su vez el ofrecimiento del Toisón español que le hizo el rey Alfonso XIII por no contrariar el Toisón austriaco que previamente le había otorgado el emperador Franciscó José I. En contraprestación sí aceptó el cruzamiento como Caballero de la Órden Militar de Santiago que le ofreció el rey de España Alfonso XIII.

A tal efecto viajó don Elías de Borbón Parma con su esposa María Ana de Habsburgo-Lorena hasta España. Vestido con el uniforme del regimiento austriaco al que pertenece y con el apadrinamiento del infante Don Fernando el 1 de abril de 1914 al príncipe de Parma le calzaron las espuelas los duques de Tamames y de Béjar, y el rey Alfonso XIII en su condición de Gran Maestre de la Órden Militar de Santiago le tomó juramento y le ciñó la espada armándolo caballero con el capítulo de la Orden de Santiago como testigos en la iglesia de las Comendadoras de Madrid. Este nombramiento tuvo un calado profundo, ya que por parte de Elías de Borbón Parma significaba el reconocimiento de la autoridad regia en España de Alfonso XIII en perjuicio de los pretendientes carlistas, mientras que Alfonso XIII consigue con este nombramiento que el regente de la Casa de Parma, tradicionalmente partidaria de la legitimidad carlista en España, se mantenga alejado de la causa de los tradicionalistas. El hospedaje de Elías y María Ana de Habsburgo-Lorena en las habitaciones del regio Alcazar madrileño levantó ampollas entre los seguidores del pretendiente legitimista don Jaime III, hijo primogénito y sucesor de don Carlos VII [], que no cejaron en recordar que S.M. don Roberto I, padre de don Elías, no reconoció nunca a don Alfonso XIII ni como rey ni como jefe de la familia Borbón española, el infame comportamiento que tuvo el Gobierno español con la madre y padre de Elías, tras el accidente en la Albufera valenciana de 1880 [Expulsión de España de los duques de Parma después de sufrir un accidente en la Albufera. La Ilustración Católica 07/12/1880.]44.8, y en definitiva, criticaban el desapego del Jefe de la Casa de Parma con la que ellos entendían como dinastía legítima en España encarnada en el pretendiente carlista don Jaime III [Críticas del periodista Cirici Ventalló por el desapego de don Elías de Borbón Parma a la causa carlista. Publicación de "El correo español, diario tradicionalista" el 15 de abril de 1914]46.42.

Por otro lado y a nivel internacional, las tensiones entre las diferentes potencias europeas se van haciendo insostenibles y se barrunta el inicio de una contienda bélica. 23 días después de que don Elías y doña María Ana montaran en Madrid en el sudexpreso que marchó a San Sebastián, Biarritz y Burdeos con destino a Viena, el heredero a la corona del Imperio austrohúngaro el archiduque Francisco Fernando y su esposa fueron asesinados en Sarajevo por el nacionalista servo-bosnio Gavrilo Princip desencadenando la Primera Guerra Mundial.

El estallido de la Gran Guerra obligará al posicionamiento político de las distintas ramas de la familia ducal en la que Elías ejerce como regente y jefe de la Casa de Parma. Elías (fruto del primer matrimonio del patriarca Roberto I de Parma con María Pía de Borbón Dos Sicilias) estaba casado con la segunda de las hijas del Comandante Supremo del Ejército Austriaco, el archiduque Federico de Austria, duque de Teschen. Por fidelidad hacia su mujer y su suegro Elías termina decantándose por luchar a favor de las potencias centrales (imperio alemán, Reino de Bulgaria y el imperio austrohúngaro) con la única condición de no ser enviado bajo ningún concepto a luchar directamente al frente de Francia, contra el ejército francés, de donde el era dinásticamente originario. Con todo ello, Elías de Borbón Parma logró la graduación de coronel del ejército austriaco.

Hijos del duque Roberto I pero de diferente madre, Elías y Sixto de Borbón Parma mantuvieron una confrontación fraticida irreconciliable.  

Su medio hermano Sixto, el mayor y cabecilla de los hijos del segundo matrimonio de Roberto I de Parma con María Antonia de Portugal solicitó integrarse también en el ejército austriaco, pero cuando se le informó que al contrario del caso de Elías él no sería filiado con graduación de oficial su orgullo se sintió herido y terminó enrolándose junto con su hermano Francisco Javier en agosto de 1915 en el ejército belga. Ambos hermanos se beneficiaron de la protección que les otorgaba su parentesco por vía materna con su prima carnal la reina consorte de los belgas, S.M. la reina Isabel (1876-†1965), incorporándose en las Fuerzas Terrestres del ejército belga con graduaciones de subteniente y teniente de artillería.

Elías y su medio hermano Sixto de Borbón Parma.46.8

Encrucijada entre la Tercera República Francesa y el Imperio Alemán, desde el principio del conflicto bélico el Reino de Bélgica se había proclamado Estado neutral, condición que no fue respetada por los alemanes que pronto invadieron territorio belga tratando de atacar Francia por el camino más fácil. La violación de la soberanía belga motivó la participación de su ejército y de los hermanos Sixto y Francisco Javier en favor de las potencias Aliadas de la "Triple Entente" (Francia, Reino Unido, e imperio ruso).

Por otro lado y al participar Elías en la incipiente contienda bélica del lado del imperio austrohúngaro, país al que Francia había declarado la guerra el 11 de agosto de 1914, el regente de la Casa de Parma asumía el riesgo de que el gobierno galo le aplicara las disposiciones legales en tiempos de guerra y comenzase un largo y costoso procedimiento judicial que podría acabar con la expropiación del castillo de Chambord al considerarse propiedad extranjera en territorio francés. Durante el primer año de guerra los malos augurios van tomando forma y Elías de Borbón Parma, enemigo austriaco alzado en armas a vista del gobierno francés, aparece nombrado en el censo de extranjeros alemanes y austrohúngaros con propiedades en el país galo publicado en el diario oficial de la República Francesa del 15/08/1915 [Journal Officiel de la Republique Française nº220, pages 5723 et 5728 - 15/08/1915]46.11. De manera cautelar el castillo de Chambord quedó eventualmente embargado por el gobierno galo[]53.48 hasta que ulteriormente se dirima su titularidad en un futuro proceso de expropiación.

El armisticio de Compiègne del 11 de noviembre de 1918 pone punto y final a la Gran Guerra tras más de 4 años de batallas que se saldó con 9 millones de fallecidos y niveles de destrucción sin precedentes en la historia del hombre, y con la contundente derrota de las potencias centrales. Una de las consecuencias políticas de la Gran Guerra fue la desmembración del imperio austrohúngaro por el que Elías se había decantado debilitando y mermando tanto las finanzas familiares como su autoridad como jefe de la Casa de Parma, situación que aprovechan sus medio hermanos encabezados por Sixto y Francisco Javier de Borbón Parma [Los hermanos y príncipes de Parma Luis (1899 - †1967), Félix de Borbón Parma (1893 - †1970), Renato (1894 - †1962), Cayetano (1905 - †1958), Francisco Javier de Borbón Parma (1889 - †1977) y Sixto de Borbón Parma (1886 - †1934)], enrolados en ejércitos victoriosos de la Gran Guerra, para cuestionar la autoridad de Elías y pleitear por el patrimonio familiar gestionado por el regente.

El proceso de expropiación del castillo de Chambord se iniciará en 1919, una vez finalizada la contienda y dimanante del Tratado de Saint-Germain-en-Laye. Así como el derecho austrohúngaro reconocía a través de la institución del mayorazgo la transmisión en herencia de la plenitud del castillo de Chambord a favor de Elías, las leyes francesas promovían la igualdad entre hermanos en el reparto de los bienes provenientes de herencias y no reconocían la institución del mayorazgo. Sixto y Francisco Javier, al verse presuntamente amparados por la diferente legislación existente en Austria y en Francia se personan en el procedimiento en contra de los intereses de su medio hermano Elías alegando ilicitud de acuerdo con las leyes francesas en el desigual reparto consensuado en el pacto familiar de 1910 para la distribución de la herencia del patriarca Roberto I. Con esta maniobra Sixto y Javier pretendían obtener de los tribunales galos un beneficio y porcentaje de propiedad del castillo de Chambord, patrimonio legado por su difunto padre, a costa del regente. Simultáneamente y sin solución de continuidad el 25 de diciembre de 1922 Elías es requerido ante el tribunal civil de Viena para atender una acción civil interpuesta contra él por su madrastra la duquesa viuda de Parma que le demanda 137.245 coronas al mes por incumplimiento desde la fecha del armisticio en los pagos mensuales de rentas con arreglo a lo que se dispuso en el pacto familiar de 1910.

El juicio por la propiedad del castillo de Chambord se inició en la ciudad de Blois, distante en poco mas de 15 kilómetros del discutido castillo, y desde el principio se presumía que su discurrir iba a ser largo en el tiempo y muy tedioso. Elías encargó su defensa jurídica al letrado ébroïciense don Charles Alfred Georges Loche quien tenía por delante la doble misión de evitar la expropiación del castillo por parte del gobierno francés probando ante el tribunal civil que su defendido no había adquirido nunca la nacionalidad austriaca, y a su vez la de preservar el reconocimiento de Elías como único heredero del castillo de Chambord frente a las pretensiones de reparto del bien por parte de sus medio hermanos Sixto y Javier. Por contra, la acusación gala consistía en el razonamiento de que el castillo de Chambord, eventualmente confiscado por Francia, era propiedad en territorio galo de un ciudadano austriaco con rango de militar y por lo tanto susceptible a una expropiación forzosa de acuerdo con las cláusulas de paz que se vio obligada a firmar tras la Primera Guerra Mundial la joven "República de Austria Alemana" en el contexto de los Tratados de Saint-Germain-en-Laye y desmembración del militarmente derrotado imperio austrohúngaro.

El abogado defensor, el señor Georges Loche, debía argumentar con solidez que la residencia habitual de Elías en Schwarzau y Viena (Austria), su enrolamiento en el ejército austrohúngaro y el haber participado en la defensa militar de aquel imperio no era causa suficiente como para atribuirle la nacionalidad austriaca, que por otra parte Elías nunca obtuvo ni solicitó. Para consolidar su argumento defensivo el letrado Loche necesitaba que Elías renegara de sus vínculos austriacos y ponderar aspectos que les eran favorables, verbigracia; la nacionalidad parmesana a la que su Padre Roberto I nunca renunció, ni siquiera tras el expolio de soberanía sufrido en su ducado el 27 de mayo de 1859 tras ser invadida por tropas garibaldinas, y la cual mantuvo en su posterior exilio en territorio austrohúngaro en el que por deferencia del emperador Francisco José I conservaba los honores debidos a su condición de infante de España y la calidad de soberano extranjero, sin llegar a adoptar nunca la nacionalidad austriaca ni por supuesto la italiana; o airear el nacimiento del propio Elías en territorio francés, concretamente en la localidad vasco francesa de Biarritz52.8; o sacar a relucir mediante extensas disertaciones históricas el origen español de la dinastía Borbón Parma.

Precisamente para beneficiarse y consolidar el vínculo de Elías con España, país declarado no beligerante durante la Gran Guerra, el 12 de julio de 1920 se envía una petición al monarca hispano Alfonso XIII solicitando el reconocimiento de la nacionalidad española para el príncipe parmesano don Elías de Borbón Parma. El hecho de no instar simplemente la nacionalidad española sino el reconocimiento de la misma para el regente de Parma no es un detalle baladí, ya que implícitamente daba a entender que Elías ya disponía de la misma antes de participar en la Gran Guerra y desacreditaba la pretendida nacionalidad austriaca que le atribuía el gobierno galo como excusa para expropiarle el castillo de Chambord. El rey de España recoge el guante lanzado por Elías y en un guiño a su coartada promulgará desde San Sebastián el 18 de agosto de 1920 un decreto real []46.13 por el que reconoce la nacionalidad española de don Elías de Borbón Parma, así como su facultad de usar en territorio español el título de "Príncipe de Borbón" con tratamiento de alteza real.

En síntesis, la contienda familiar y los pleitos fratricidas por la propiedad del castillo francés de Chambord, buque insignia de la herencia recibida por parte del último miembro de la rama primogénita de los Borbones [], el pretendiente al trono francés y rey titular de Navarra Enrique de Chambord [], provocará una brecha irreconciliable durante décadas entre ambas ramas causando por un lado el acercamiento de Francisco Javier y sus hermanos a la legitimidad carlista que ya abrazó el patriarca Roberto I de Parma durante la Tercera Guerra Carlista [Roberto de Borbón Parma con uniforme de oficial carlista durante la Tercera Guerra Carlista]52.21, y por otro provocando una enorme sintonía de Elías y sus hijos con la familia real liberal del rey de España Alfonso XIII [Visita a Aranjuez de don Elías y doña Maria Ana, con la reina madre María Cristina como anfitriona. Das interessante Blatt, 25-05-1922.]46.16.


Vida de su hermano Elías en Austria

Alicia, hija del regente Elías, a la edad de 10 añosMientras tanto, la joven Alicia vivía feliz con sus padres y hermanos en el palacio austriaco de Schwarzau, ajena a las tensiones familiares y disfrutando desde los 5 años de la afición por la caza que su abuelo materno el archiduque Federico le había inculcado, disfrutando en compañía de su padre Elías de diversas cacerías por los bosques y fincas paternas de "Buchberg", "Gshöder" y "Glasshütte" en Austria, y el gran coto húngaro del "dominio de Belye" junto al Danubio53.1, propiedad de su abuelo y confiscado posteriormente por el Gobierno yugoslavo. La colegiala Alicia tuvo su primera recompensa cuando en 1925 (contando 12 años) obtuvo su primer trofeo de caza; un corzo con una mancha blanca en una pata.


Un infante de España pretende la mano de su sobrina Alicia

Muy lejos de Austria, en la corte madrileña de Alfonso XIII existía un infante segundón, soltero, y ya entrado en años, conocido familiarmente con el apelativo de "Bebito". Se trataba de Alfonso de Borbón y Borbón que acababa de ser rechazado por la princesa Isabel de Orleans-Braganza en su petición de mano. Alfonso era el primogénito de la Princesa de Asturias María de las Mercedes de Borbón y Habsburgo-Lorena y del Príncipe Carlos Tancredo de Borbón y Borbón [Enlace matrionial entre la princesa de Asturias y don Carlos de Borbón y Borbón en el Palacio Real de Madrid el 14 de febrero de 1901.jpg], quien nació por partida doble con los apellidos Borbón-Dos Sicilias, y a cuyo gentilicio dúo-siciliano renunció con tal de contraer matrimonio con la princesa de Asturias.

A su vez don Carlos Tancredo era hijo del Jefe del extinto Reino de las Dos Sicilias, don Alfonso conde de Caserta, quien vivía exiliado en la localidad francesa de Cannes debido a que el rey italiano Víctor Manuel II de Saboya mantenía confiscados y expropiados todos los bienes familiares de la regia estirpe de los Borbón Dos Sicilias tras la anexión militar del reino de aquellos al recientemente unificado y establecido Reino de Italia.

Al igual que su hermano mayor el duque de Calabria don Fernando Pío, don Carlos Tancredo decidió hacer carrera militar en el ejército español para lo cual necesitó autorización expresa de la reina regente María Cristina obteniendo la venia para que Carlos Tancredo pudiera enrolarse finalmente el 1 de septiembre de 1889 y estudiar entre otras en la Academia de Artillería del Ejército de Tierra Español de Segovia. Por derecho de nacimiento Carlos Tancredo era príncipe de las Dos Sicilias y heredero tras su hermano mayor el duque de Calabria don Fernando Pío al desaparecido Reino de las Dos Sicilias, y al hacerse pública52.23 su intención de casamiento con la Princesa de Asturias doña María de las Mercedes (por ende sucesora del rey de España) también podría alcanzar el trono del Reino de España en calidad de consorte. La compatibilidad de las coronas de España y de las Dos Sicilias está regulada por una "Pragmática Sanción", que no es sino una ley o prerrogativa legislativa promulgada directamente por el rey, cuya entrada en vigor no requiere del concurso ni aprobación de las Cortes. En la "Pragmática Sanción de Carlos III del 6 de octubre de 1759" [Ley de Sucesión en la Jefatura del Estado español del año 1947]52.269 se estableció que los príncipes llamados indistintamente a la sucesión de las Coronas de España y de las Dos Sicilias únicamente podrían hacer efectiva la titularidad real en uno de los dos reinos y nunca reunir ambos reinos en una misma persona o Corona. Por este motivo el gobierno de Madrid estaba temeroso de que el advenimiento de la dinastía foránea dúo-siciliana pudiera enturbiar las relaciones de España con el joven Estado italiano unificado. A esto se sumaba el conocido pasado militar carlista del padre del futuro príncipe extranjero, el conde de Caserta Alfonso de Borbón Dos Sicilias quien defendió con las armas la legítima soberanía del reino de sus mayores así como la causa del pretendiente carlista Carlos VII []44.7 llegando incluso a ser nombrado general de su ejército. Por este motivo desde el parlamento y corte liberal madrileña se impuso como condición previa al enlace de Carlos Tancredo con la princesa de Asturias la renuncia de los derechos del contrayente y la de sus futuros descendientes al trono de las Dos Sicilias. Consecuentemente Carlos Tancredo prefirió ser heredero consorte de un trono en vigencia como el español antes que heredero sobre el ya inexistente trono de las Dos Sicilias y terminó aceptando y renunciando a sus derechos napolitanos []52.5, 50.10, salvo al título de príncipe de las Dos Sicilias que le era irrenunciable con efectos retroactivos por ser una dignidad adquirida a su nacimiento como hijo del jefe de la Casa Real de Borbón Dos Sicilias, pero de la que quedaría excluida su descendencia si la tuviera. Carlos Tancredo se casó con la Princesa de Asturias el 14 de febrero de 1901, renunció también a su antigua nacionalidad y se naturalizó español []45.11, 50.10, adoptó oficialmente los apellidos “Borbón y Borbón” en sustitución de sus apellidos paternos y maternos “Borbon Dos Sicilias y Borbón Dos Sicilias” y se quedó a vivir en la corte española.

Los ahora inhábiles derechos de Carlos Tancredo a la jefatura de la Casa Real de las Dos Sicilias se hubieran vuelto igualmente remotos de no producirse su renuncia, ya que tan solo siete meses después de la boda de los príncipes de Asturias, el 7 de septiembre de 1901, nació en un hotel situado en la "Avenida de Cacho" del Sardinero en Santander el primer hijo varón del duque de Calabria don Fernando Pío, heredero a la Corona del Reino de las Dos Sicilias. Al nuevo príncipe de las Dos Sicilias lo bautizaron con el nombre Rogelio, Ruggiero en italiano []45.12, y en la ceremonia participaron activamente los príncipes de Asturias María de las Mercedes y Carlos Tancredo apadrinando a la criatura en representación de los ausentes príncipes de Baviera, abuelos maternos del recién nacido. Con la llegada del neonato príncipe Rogelio se clarificaba con dos grados de parentesco en línea recta masculina la sucesión en la Casa Real de las Dos Sicilias; el indiscutido titular del extinto reino era el padre de Carlos Tancredo, el patriarca don Alfonso de Borbón Dos Sicilias, que primeramente adoptó y posteriormente elevó como título de señalamiento para sí mismo el de "conde de Caserta", continuando como heredero al trono de las Dos Sicilias su hijo primogénito y hermano mayor de Carlos Tancredo, don Fernando Pío, que por su condición de heredero inmediato al trono utilizaba el título de duque de Calabria, y como segundo en la línea de sucesión se colocaba ahora el hijo varón de este último y sobrino de Carlos Tancredo, Rogelio, a quien como heredero y descendiente del duque de Calabria y restableciendo la normativa del reino de las Dos Sicilias del 4 de enero de 1817 sobre los títulos para los miembros de la familia real, le correspondía el título de "duque de Noto" []42.1. Excluido Carlos Tancredo y su descendencia cuando la tuviera de la línea de sucesión, los eventuales derechos al trono de las Dos Sicilias continuaban en el tercer hijo varón del conde de Caserta, el príncipe Genaro y su posible descendencia, seguidos en la línea de sucesión por los del cuarto hijo varón, el príncipe Raniero y sus futuros sucesores, e igualmente el resto de descendencia masculina del conde de Caserta; los príncipes Felipe, Francisco y Gabriel.

 

Al poco tiempo del nacimiento del duque de Noto nació también el primer retoño de los príncipes de Asturias, el infante de nacimiento Alfonso de Borbón y Borbón, quien vio la luz en el Palacio Real de Madrid el 30 de noviembre de 1901 y ya desde pequeño mostraba voluntad por emular la carrera militar de su padre [El infante don Carlos de Borbón y Borbón posa con su hijo el infante Alfonso de Borbón y Borbón uniformados de Húsares de la Princesa]. Lamentablemente, a los pocos años el príncipe Carlos Tancredo enviudó de la princesa de Asturias durante el parto de su tercer hijo el 17 de octubre de 1904. Al ser padre del heredero a la Corona española al príncipe viudo de Asturias no se le permitió contraer segundas nupcias hasta que nació el 10 de mayo de 1907 el primer hijo de Alfonso XIII, el príncipe don Alfonso de Borbón y Battenberg.

Habiendo nacido ya un primer descendiente del rey de España, nuevo príncipe de Asturias y heredero a la Corona, finalmente el infante Carlos Tancredo obtuvo autorización para casarse el 16 de noviembre de 1907 en segundas nupcias con Luisa de Orleáns, hija del conde de París Felipe de Orleáns, en Wood Norton (Inglaterra).

S.A.R. Don Carlos Tancredo de Borbón y Borbón (derecha) junto a su hijo primogénito S.A.R. don Alfonso de Borbón y Borbón (izquierda) fruto de su primer matrimonio con la princesa de Asturias Dña. María de las Mercedes de Borbón y Habsburgo-Lorena.

Los recién casados junto a los hijos de Carlos habidos de su primer matrimonio, el infante Alfonso y la infanta Isabel Alfonsa, se establecieron en el “Palacio de Villamejor” [Segundo matrimonio del infante D. Carlos de Borbón y Borbón, y posado en familia] situado en el Paseo de la Castellana de Madrid. Pronto Luisa de Orleáns quedó en estado de buena esperanza y dos días antes del primer alumbramiento, como muestra de afecto, el rey Alfonso XIII dispone el 3 de agosto de 1908 desde su palacio de verano de San Sebastián que los hijos que nazcan del matrimonio entre Carlos y Luisa reciban tratamiento de “Alteza Real” con honores de “Infantes de España” (pero sin otorgarles el rango o dignidad) y el título de “príncipes de la Casa de Borbón”. Del segundo matrimonio del infante Carlos nacieron cuatro príncipes de la Casa de Borbón; Carlos (nacido en 1908), María de los Dolores (nacida en 1909), María de las Mercedes (nacida en 1910) y María de la Esperanza de Borbón y Orleáns (nacida en 1910), todos ellos nacidos en el “Palacio de Villamejor”.

El infante Carlos, su segunda mujer, los dos infantes habidos de su primer matrimonio y los cuatro príncipes del segundo continuaron residiendo en Madrid hasta que el rey Alfonso XIII ascendió al infante Carlos en 1921 de teniente general a capitán general de la II región militar. El ascenso obligó el traslado a la capital andaluza [La Semana gráfica (Sevilla). 24-6-1922, n.º 63, página 11]46.14 del infante Carlos Tancredo y el del resto de su familia salvo el infante primogénito don Alfonso que se quedó en Madrid continuando con su carrera militar. El infante Alfonso de Borbón y Borbón no alcanzó nunca la notoriedad de su padre aunque consiguió ascender de teniente a capitán de caballería antes de 1929. Nuevamente al patriarca de la familia le comunicaron en 1930 un cambio de destino profesional por lo que se tuvieron que mudar a Barcelona al ser nombrado nuevo capitán general de la IV región militar []46.9. A los pocos meses fue nombrado inspector general del Ejército, razón que le permitió renunciar a su cargo en la Capitanía General de Cataluña.

Por aquel entonces tanto el poder gubernamental en Cataluña como el régimen monárquico de Alfonso XIII estaba muy debilitado al haber permitido un periodo dictatorial de la mano del militar don Miguel Primo de Rivera (1923-1930)​ y fracasar seguidamente un intento de restauración constitucional que se conoció como "dictablanda" del general Berenguer (1930-1931). En febrero de 1931 el rey Alfonso XIII puso fin a la "dictablanda" y nombró nuevo presidente al almirante Juan Bautista Aznar, que propuso un nuevo calendario electoral con el fin de volver nuevamente a la senda constitucional y parlamentaria. Para el domingo 12 de abril de 1931 se convocaron elecciones municipales en España, que si bien obtuvieron unos resultados parciales de 22.150 concejales monárquicos y apenas 5.875 concejales para las diferentes iniciativas republicanas, quedando 52.000 puestos aún sin determinar, las elecciones suponían a la Corona una amplia derrota en los núcleos urbanos. Los pésimos resultados de los partidos tradicionales iniciaron una reacción en cadena, que desembocaron en la proclamación de la Segunda República e izada de la nueva bandera tricolor a las 6:30 de la mañana en la localidad guipuzcoana de Eibar y la abolición de la monarquía el 14 de abril de 1931. El hasta entonces rey de España Alfonso XIII optó por no batallar con las armas la proclamación de la República para evitar una Guerra Civil, y partió esa misma noche pacíficamente del Palacio Real de Madrid hacia el exilio en coche en dirección Cartagena para embarcar una vez allí de madrugada en el buque de guerra “Príncipe Alfonso” con destino a Marsella. El resto de su familia, la familia Real, se exiliaría al día siguiente 15 de abril en tren dirección a Hendaya, salvo el infante Juan que lo hizo en barco desde Cádiz hasta la británica Gibraltar, embarcando nuevamente allí para terminar desembarcando en Marsella. El punto final de encuentro acordado para toda la familia real española fue París.

A fecha de la proclamación de la Segunda República en España el 13 de abril de 1931 el infante Carlos Tancredo y el grueso de su familia se encontraban en Sevilla. Tanto el patriarca como su hijo primogénito abandonaron la carrera militar [La Semana gráfica (Sevilla). 24-6-1922, n.º 63, página 11]46.47 como señal de lealtad hacia el depuesto Alfonso XIII e iniciaron el viaje hacia el exilio, inicialmente a Cannes y años después a Lausanne en Suiza, zarpando abordo de un barco de la Compañía Ibarra por el río Guadalquivir con dirección a Gibraltar. El abundante patrimonio que llevó al exilio la familia del infante Carlos garantizaba una holgada solvencia y una situación financiera acomodada, pero cada vez se hacía mas acuciante la necesidad de casar al primogénito de Carlos Tancredo, ya entrado en años, si fuera posible con alguna princesa europea a fin de evitar un enlace morganático que perjudicara los privilegios reales del infante Alfonso de Borbón y Borbón.

No tardaron en acordarse de las austriacas hijas célibes de Elías de Parma, que para aquel entonces ya había zanjado a su favor el familiar, largo, y costoso pleito judicial por la titularidad del castillo de Chambord, en contra de los intereses de sus medio hermanos Sixto y Javier. Primeramente el 29 de febrero de 1928 el Tribunal de Apelación de Orleans y posteriormente y de manera definitiva el 13 de abril de 1932 el Tribunal de Casación de París sentenciaron que el único propietario del castillo de Chambord era don Elías de Borbón Parma, reconociendo por lo tanto la legalidad del mayorazgo acordado en 1910 para la distribución de la herencia de S.M. don Roberto I. Sin embargo la sentencia no agradó a ningún miembro de la familia de Borbón Parma y todos salieron perjudicados del proceso judicial, ya que sin solución de continuidad el Estado francés se negó a reintegrar la propiedad del castillo a Don Elías; valiéndose de un discutible derecho preferente de compra del castillo, el Estado galo obligó a su legítimo dueño la cesión de la propiedad a favor del Estado francés a cambio de una innegociable  indemnización de 11.000.000 de francos. Si bien esta cantidad recibida por Elías en 1932 suponía el 220% del valor estimado del castillo  en el pacto familiar de 1910 (valorado por aquel entonces en 5.000.000 de francos), realmente quedaba muy lejos de los 30.000.000 de francos en moneda constante con los que el Estado galo debería haber indemnizado al padre de Alicia de Borbón Parma en 1932.

Para urdir un matrimonio concertado entre el primogénito de don Carlos Tancredo, el infante Alfonso que contaba ya 35 años, con una de las hijas mayores del acaudalado pero a la vez expoliado don Elías de Borbón Parma llamada María Francisca, de 29 años, el casadero Alfonso viajó hasta tierras austriacas con la excusa de participar en una cacería. Pero una vez allí conoció a una de las hermanas menores de María Francisca, llamada Alicia (de 19 años [S.A.R. la princesa doña Alicia de Borbón Parma y Habsburgo Lorena]46.20) todavía colegiala del "Sagrado Corazón" de Viena a la que eligió como esposa []46.21 despechando a María Francisca []46.18 que era la hija de Elías preseleccionada para él. Por temor a heredar los trastornos cognitivos de sus tíos47.8, de los ocho hijos de Elías de Parma la joven Alicia terminaría siendo la única en contraer matrimonio52.22.


Desposorios de su sobrina Alicia en Viena
 

 

El enlace entre Alfonso y Alicia se produjo el 16 de abril de 1936 a las once de la mañana, en la iglesia católica de la Orden de los menores (Minoritenkirche) de Viena, celebrándose la boda conforme con la etiqueta de la antigua Corte española con el exiliado Alfonso XIII procedente de Roma como testigo.

Ofició ante el altar con mitra dorada la ceremonia entre la princesa de Parma y el infante de España el arzobispo de Viena, el cardenal Innitzer. El altar estaba decorado con lilas blancas mientras que de las bóvedas de la iglesia colgaban banderas borbónicas y de los Habsburgo, en memoria de la ausente familia imperial cuya presencia estaba vetada en Austria desde la derrota en la Primera Guerra Mundial. En el centro frente al altar se encontraban los reclinatorios de los novios, los bancos contiguos estaban reservados para los familiares de los contrayentes y eran de color rojo escarlata, y Alfonso XIII siguió la ceremonia en un trono de madera esculpida y dorada. En la entrada al templo y bajo los acordes de la marcha nupcial los prometidos fueron precedidos por el padre de ella, el príncipe e infante Elías que daba el brazo a la madrastra del contrayente, la princesa Luisa de Orleans, seguidos del padre de el, el infante Carlos que daba el suyo a la madre de la contrayente, la archiduquesa María Ana. Antes de intercambiar los anillos los nuevos esposos se inclinaron ante Alfonso XIII y seguidamente ante los padres. Los ecos de la misa de Schubert, interpretada al órgano por el profesor Eder []46.62, 52.236, llegaban hasta la Minoritenplatz donde el gentío aguardaba la ceremonia religiosa para aclamar la comitiva en la salida.

La pareja de novios a la salida de la iglesia vienesa Minoritenkirche.

52.137

 


De izquierda a derecha, el padre del novio Carlos Tancredo de Borbón y Borbón; el padre de la novia Elías de Parma; la hija de Alfonso XIII María Cristina de Borbón y Battenberg, prima del novio; la hermana menor de Alicia, María Cristina; la madre de la novia María Ana de Austria; el rey exiliado Alfonso XIII, tío del novio; los novios; y Luisa de Orleans, madrastra del novio, posando en una de las salas del Albrechspalais.
46.22

Los novios celebraron igualmente una gran recepción en el palacio vienés de la Albertina (Albrechspalais). Entre los asistentes al evento nupcial46.26 estuvieron el hijo de Alfonso XIII el infante don Juan y su esposa María de las Mercedes, medio hermana del novio; el archiduque Francisco Salvador, yerno del ex emperador Francisco José; los hermanos de la novia los príncipes Roberto, Francisco, Isabel, María y Juana de Borbón Parma; la princesa Epifanía de Bélgica; desde Cannes llegaron la princesa Pía de Orleans Braganza y sus dos hijos, la condesa de Caserta, la princesa Josefa de Borbón, y la princesa Carolina de Borbón Zamoyska; y desde la localidad vasco francesa de Ziburu llegaron los infantes de Gracia de España don Fernando de Baviera y su segunda esposa doña María Luisa. El ambiente festivo y distendido de los invitados no anunciaba ni anticipaba ningún presagio que tres meses después estallaría la Guerra Civil en España.

El feliz enlace también acarreó nuevas distinciones honoríficas; Dña. Alicia era princesa de Parma ya que  nació en 1917 siendo hija de un príncipe de Parma (su padre Elías era hijo del duque de Parma don Roberto I), que por aquel entonces ejercía como regente por incapacidad de su hermano mayor S.M. don Enrique V, duque titular de Parma y depositario de los derechos dinásticos al Reino de Navarra a la muerte de su padre el rey titular S.M. don Roberto I. Alicia era princesa pero no sucesora del ducado de Parma ya que en el mismo es de aplicación la ley sálica, norma que impide que los derechos dinásticos sobre el ducado puedan ser heredados y transmitidos por mujeres.

El recién adquirido vínculo matrimonial con el infante don Alfonso de Borbón y Borbón le reportó a Alicia varias prebendas nobiliarias españolas, ya que Alfonso XIII le otorgó el reconocimiento y tratamiento de "Infanta de Gracia" y la "Banda de la Real Orden de Damas Nobles de la Reina María Luisa" al tiempo del reciente enlace con el infante Alfonso. A fecha de su boda, las posibilidades de Alicia de acceso a la titularidad del reino navarro eran remotas ya que ocupaba el octavo puesto en la línea de sucesión, detrás de su impedido tío el príncipe José (depositario de los derechos de sucesión), de su padre Elías, y de sus hermanos los príncipes de Parma Roberto, Francisco, Isabel, María y Juana, por éste orden.

El contrayente y nuevo esposo, por su parte, nació el 30/11/1901 en el Palacio Real de Madrid con los títulos de Infante de España por un lado (por su condición de hijo de una princesa heredera a la Corona española ya que su madre María de las Mercedes fue princesa de Asturias desde su nacimiento hasta su muerte), y con el título de príncipe de Borbón por otro (por su condición de hijo del príncipe Carlos Tancredo, sin derecho a reinar ni suceder los privilegios del Reino de las Dos Sicilias). No contando ni un año de edad su tío el rey Alfonso XIII le concedió en 1901 la distinción del Toisón de Oro como recompensa por la inquebrantable fidelidad que su padre Carlos Tancredo tenía siempre hacia el monarca español.

Tras la prematura muerte de la madre del infante Alfonso al dar a luz a su única hija [Primer matrimonio del infante D. Carlos de Borbón y Borbón, y posado en familia] desde 1904 y hasta 1907, Alfonso fue también infante primer heredero de España, es decir; durante esos tres años se convirtió en el heredero de la Corona española, condición que finalizó cuando nació el primer hijo de su tío el rey Alfonso XIII. Al no ser hijo de rey o reina, el infante Alfonso nunca obtuvo el título de Príncipe de Asturias.

Tras la boda los contrayentes Alfonso y Alicia se instalaron durante un breve periodo cerca de la localidad francesa de Blois, pero ante el auge antimonárquico del Frente Popular (coalición de partidos políticos de izquierda que gobernó Francia entre 1936 y 1938) deciden instalarse finalmente en la neutral Lausana, en Suiza, donde se centrarán en crear una familia.

Pugnas dinásticas y Guerra Civil en España

Por su parte y desde el 2 de octubre de 1931 los carlistas estaban acaudillados por el ya anciano pretendiente Alfonso Carlos de Borbón y Austria-Este tras la muerte sin descendencia del único hijo varón [] del pretendiente carlista Carlos VII [], don Jaime III []. Por designios del destino y de las estrictas leyes de sucesión carlistas, recayó en Alfonso Carlos la jefatura de los tradicionalistas y de la Casa de Borbón 6 meses después de la proclamación de la II República Española, a la avanzada edad de 82 años, siendo el último varón agnado de la rama carlista, sin herederos directos y con riesgo evidente de morir dejando extinguida la dinastía carlista. El candidato varón de la familia Borbón mas próximo al pretendiente carlista y por lo tanto postulante a sucederlo era paradójicamente el cabecilla de los liberales, el propio Alfonso XIII, que a su vez optaba a la sucesión de Alfonso Carlos por doble vía genealógica; tanto por la dinastía carlista como descendiente directo y tataranieto del rey de España Carlos IV, bisnieto de su hijo el infante Francisco de Paula (hermano menor del pretendiente y fundador de la rama carlista "Carlos V"), y pretendido nieto de su hijo el consorte de la reina Isabel II, Francisco de Asís de Borbón; como también apelaba Alfonso XIII a su legitimidad de origen por ser descendiente directo de los reyes de la dinastía liberal ya que era bisnieto de Fernando VII. Para mayor contrariedad de Alfonso Carlos, desde su nacimiento y durante los reinados de Isabel II, Amadeo I, Alfonso XII y del propio Alfonso XIII el anciano pretendiente carlista y su causa estuvieron proscritos en España y desde la Tercera Guerra Carlista tuvo que vivir exiliado en su hermoso castillo austriaco de Puchheim, herencia de su tía la condesa viuda de Chambord.

Pero desde 1931 tanto el rey destronado Alfonso XIII como el rey proscrito Alfonso Carlos I tenían un enemigo en común, la II República Española. En un principio ambos parientes parecieron entenderse a favor de la causa monárquica que defendían y a tal efecto iniciaron un acercamiento beneficioso para ambos pretendientes al trono. Alfonso XIII reconoció a Alfonso Carlos como Jefe agnado de la Casa de Borbón a la que él mismo pertenecía y retomaron las negociaciones que ya en su día inició Alfonso XIII con el malogrado predecesor de Alfonso Carlos, su sobrino y pretendiente carlista Jaime III (27/06/1870 - † 02/10/1931), para estudiar distintas posibilidades que pudieran unificar y finalizar la disputa dinástica entre liberales y carlistas que ahora estaba mas cerca de lo que nunca estuvo de hacerse realidad.

La rehabilitación sin quebranto de la doctrina carlista de Alfonso XIII sólo sería posible si el liberal reconociese la legitimidad de la rama de Alfonso Carlos y sus reyes predecesores antes de la muerte de su último y anciano representante. Solo ante esa condición Alfonso Carlos reconocerá a Alfonso XIII como su heredero y sólo a esa condición pensaba que los carlistas deberían admitirle a su muerte como sucesor. Asimismo y de la misma forma, Alfonso Carlos se comprometería a declarar una amplia condonación de las causas de exclusión en que la rama liberal de Alfonso XIII incurrió. Se analizó también una segunda posibilidad de rehabilitación que liberaba a Alfonso XIII de tener que reconocer la legitimidad de la rama carlista, y que consistía en su abdicación en favor de uno de sus hijos legítimos no discapacitados o enfermos (preferiblemente a favor del tercer hijo varón de Alfonso XIII, el infante don Juan), quien previa e irremediablemente tendría que haber reconocido la legitimidad de Alfonso Carlos.

Sin embargo Alfonso XIII equivocadamente estimaba que la cuestión de la unificación dinástica con los carlistas y la obtención de la jefatura de la Casa de Borbón se decantaría a su favor con el simple e inexorable discurrir del tiempo; con la aplicación de la ley dinástica de sucesión y sin necesidad de hacer ninguna pública renuncia, ni repudiar su ideario liberal, ni renegar de la legitimidad de sus predecesores, ni perturbar los designios de su hijo sucesor, Alfonso XIII creía que le era suficiente con esperar pacientemente a que llegara la hora de que su anciano pariente hiciera el tránsito a mejor vida para que la jefatura de la Casa de Borbón le cayera como pera madura, y para que los monárquicos carlistas mas aperturistas, huérfanos de rey, llamasen a su puerta para coronarlo.

Sin embargo, la línea de sucesión del propio Alfonso XIII era desalentadora a ojos de los monárquicos, mientras reinaba en España se había despreocupado de poner orden entre sus herederos y el exilio le sorprendió con el pie cambiado []. Desterrada, la causa monárquica estaba en horas bajas así que con el fin de ganar el mayor apoyo posible su círculo de asesores le advirtió que era perentorio asegurarse un sucesor con garantías y que sus dos hijos mayores no estaban en plenitud de condiciones físicas para asumir en un futuro la jefatura del Estado; el primogénito y príncipe de Asturias don Alfonso era hemofílico y requería de continuados cuidados preventivos, y el segundo hijo varón el infante  don Jaime era sordomudo. Por descendencia legítima al rey le quedaban otros 4 hijos legítimos, Beatriz, María Cristina, Juan y Gonzalo, de los cuales tenían preferencia para suceder en la Corona española la línea masculina sobre la femenina. Ante esta situación Alfonso XIII quiso corregir su legado dinástico; eliminó primeramente de la línea de sucesión a la Corona de España al príncipe de Asturias Alfonso, hemofílico, mediante renuncia (11/06/1933) y posteriormente excluyó a sus posibles descendientes declarando su matrimonio con la señorita de origen cubano Edelmira Sampedro y Robato [] como desigual (21/06/1933) al amparo de la "Pragmática Sanción" de Carlos III, que consiste en la prohibición del uso de títulos, honores y prerrogativas para la mujer o marido que causa la desigualdad al contraer matrimonio con una persona real, y en la exclusión en la descendencia de los contraventores de la línea de sucesión a la corona, que no podrán suceder ni heredar los títulos y dignidades de sus progenitores ni tampoco utilizar los apellidos y armas heráldicas de la Casa.

A continuación planificó lo mismo para desembarazarse del nuevo príncipe heredero don Jaime esgrimiendo su incapacidad física, quien padecía de sordomudez, todo con el fin de allanar el camino a su sucesor ideal el infante don Juan. El 21 de junio de 1933, mientras su descartado hermano Alfonso se casaba morganáticamente en Lausana (Suiza), el príncipe don Jaime sacrificaba sus derechos a la corona por el interés de España en la residencia en el exilio de su padre Alfonso XIII situada en el hotel Savoy d'Avon de Fontainebleau (Francia). Don Jaime firmó para si y por los descendientes que en un futuro pudiera llegar a tener renuncia a la sucesión del trono de España imitando el ejemplo de su hermano mayor Alfonso acaecido 10 días antes. Al igual que hizo con el primogénito don Alfonso, el destronado monarca quiso afianzar la renuncia de su segundogénito don Jaime concertándole un matrimonio desigual (4/03/1935) con Emanuela de Dampierre que aunque era aristócrata no pertenecía a ninguna familia real, por lo que el enlace incumplía la Pragmática Sanción de Carlos III y era considerado morganático.

De esta manera Alfonso XIII creyó zanjar la cuestión sucesoria haciéndolos recaer en su tercer hijo varón, don Juan de Borbón. Todas estos tejemanejes familiares los planificó y aplicó Alfonso XIII con incuria y sin cuidar ningún detalle formal. Ambas renuncias adolecían de suscripción por testigos, no fueron rubricadas ante notario, ni fueron refrendadas ante las Cortes del reino tal y como lo estipulaba la Constitución de 1876 (la constitución vigente en 1935 era la republicana y no contemplaba la casuística monárquica), y Alfonso XIII tampoco tuvo la cortesía de buscar la complicidad del anciano jefe de la Casa de Borbón y pretendiente carlista Alfonso Carlos para concretar los detalles de las renuncias familiares.

Paralelamente Alfonso Carlos seguía sin completar la misión que el mismo se había impuesto al aceptar el caudillaje de los sufridos carlistas, que no era otra que la de encontrar un sucesor con garantías para la Comunión Tradicionalista, lo cual inquietaba en las filas carlistas que ya comenzaban a sufrir escisiones. El 18 de agosto de 1935 Alfonso XIII visitará en el castillo de Puchheim al anciano Alfonso Carlos para convidarlo a asistir a los esponsales entre su heredero don Juan de Borbón, con María de las Mercedes de Borbón y Orleans (media hermana del esposo de doña Alicia de Borbón Parma, el infante Alfonso de Borbón y Borbón), que se iban a celebrar en Roma el 12 de octubre de 1935. Inicialmente habían elegido a la menor de las hijas del infante Carlos Tancredo, Esperanza, para desposar al heredero de Alfonso XIII pero un examen médico dictaminó que tal vez la joven no resultaría fértil por lo que la trocaron con su inmediata hermana mayor María de las Mercedes.

Alfonso Carlos, aburrido de las maniobras de Alfonso XIII para dilatar en el tiempo de forma indeterminada el anhelado reconocimiento hacia la rama carlista que era a fin de cuentas lo único que el anciano pretendiente carlista deseaba escuchar de Alfonso XIII o de su heredero don Juan para asignar entre ellos su sucesor y completar su misión, declinó la invitación de boda. Sí aceptó, sin embargo, el ofrecimiento de Alfonso XIII de visitarlo en Viena en vísperas de la boda para presentarles en persona a su hijo don Juan, pero el pretendiente carlista demostró carácter al advertirles por carta y con antelación (24 de agosto de 1935) que para evitar posteriores disgustos y salvo que se produzca el ansiado reconocimiento a la causa carlista por parte de don Juan, la visita prevista para el mes de septiembre en Viena tendría tan sólo carácter de familiar, y por lo tanto no se tratarían temas vinculados con la política ni con la cuestión sucesoria.

Quien no tuvo mayor reparo en confirmar su presencia en Roma para acudir al enlace del hijo favorito del exiliado don Alfonso XIII, S.A.R. el príncipe de Asturias don Juan de Borbón con S.A.R. la princesa doña María de las Mercedes de Borbón, fue S.A.R don Elías de Borbón Parma quién acudió en su nombre y en representación del jefe de la familia su discapacitado hermano mayor don Enrique de Borbón Parma, a las recepciones celebradas el 10 y 11 de octubre de 1935 a las cuatro de la tarde49.11 en honor de los invitados en vísperas de la boda, y a la posterior ceremonia nupcial junto con su esposa S.A.I.R. doña María Ana y su hijo mayor e inmediato heredero S.A.R. don Roberto.

 

Instante de la recepción de invitados en vísperas de la boda46.55 entre el príncipe de Asturias don Juan y doña María de las Mercedes, celebrada el día 11 de octubre de 1935 en los salones del "Grand hotel" de Roma. A la derecha de la imagen se aprecia el egregio perfil de don Elías de Borbón Parma, dirigiéndose hacia los felices contrayentes.

El enlace del príncipe de Asturias tuvo lugar en la romana iglesia de Santa María de los Ángeles, a las 11 horas del día 12 de octubre. El exrey Alfonso XIII ocupó el sitio de honor en un reclinatorio del presbiterio, pues en determinados momentos de la ceremonia nupcial tuvo que intervenir, como cuando al ser preguntando el novio don Juan por el oficiante cardenal arzobispo de Florencia46.38 si quería a la princesa doña María de las Mercedes como esposa y legítima mujer, antes de responder, el novio procedió con la tradicional ceremonia de besar la mano de su augusto padre.

Por parte de la novia doña María de las Mercedes ejercieron como testigos sus dos hermanos, el por aquel entonces todavía célibe el infante de España S.A.R. don Alfonso de Borbón y S.A.R. el príncipe de la Casa de Borbón don Carlos de Borbón, todos hijos del infante Carlos Tancredo y procedentes de la rama siciliana de los Borbón, aunque sin derecho a reinar ni suceder los privilegios del Reino de las Dos Sicilias. A la izquierda del altar mayor se situaron don Elías de Borbón Parma y su esposa María Ana49.11. Terminada la ceremonia y mientras los recién casados acudían al vaticano buscando la bendición nupcial del papa, las personalidades de sangre real integrantes de la comitiva, algunos palatinos, y algunas de las damas y servidores más íntimos de los contrayentes se dirigieron al gran comedor de gala del "Grand Hotel", donde se celebraría el banquete de la gala nupcial. En el banquete y a la derecha de Alfonso XIII ocuparon asiento don Carlos Tancredo, y entre otros, don Elías de Borbón Parma y su hijo don Roberto de Borbón Parma, separados entrambos por la archiduquesa Mazante. Al frente de Alfonso XIII se sentaron los novios, ocupando la derecha entre otros, la esposa de don Elías doña María Ana, entre el duque de Spoleto y don Fernando María de Baviera46.54.

Lejos de Roma, en el castillo austriaco de Puchheimen y eludiendo participar en la celebración nupcial, para agosto de 1935 el fatigado pretendiente carlista Alfonso Carlos ya tenía en mente la solución para el  problema que turbaba el final de su longeva existencia, la ausencia de un heredero carlista. En una carta48.11 enviada a la emperatriz Zita (media hermana de Elías de Parma, tía por lo tanto de doña Alicia de Borbón Parma), don Alfonso Carlos le participa que atendiendo a su avanza edad y al encontrarse sin descendencia la rama dinástica carlista morirá extinguida salvo que encuentre un príncipe que sea digno sucesor y en sintonía con la "Comunión Tradicionalista". Entre los 28 príncipes de la familia Borbón, Alfonso Carlos irá desgranando el árbol genealógico de la que él es Jefe, subordinando la sucesión genealógica ante la fidelidad hacia los principios doctrinales del carlismo hasta llegar a un príncipe que le diera plenas garantías y confianza; en tal empeño descarta desengañado a la rama de Alfonso XIII. La siguiente rama menor es la de los Borbón Dos Sicilias pero Alfonso Carlos entiende que todos sus príncipes han perdido los derechos que adquirió el conde de Caserta, quien luchó a favor del pretendiente Carlos VII durante la Tercera Guerra Carlista, por haber reconocido a los usurpadores Alfonso XII y Alfonso XIII, haber servido en el ejército liberal y por haber recibido títulos, grados militares y empleos de ellos (Fernando fue coronel honorario, Genaro oficial de la marina, Raniero comandante honorario de caballería, Felipe capitán honorario de caballería y Gabriel capitán de caballería). A continuación sigue con la rama de los Borbón Parma encabezada por el regente y Jefe de la familia Elías, de quien entiende que no le puede suceder porque también había reconocido al Alfonso XIII, al igual que presupone que harán sus dos hijos vivos (Roberto y Francisco). Alfonso Carlos seguirá así desgranando el árbol genealógico de la familia Borbón y formulando exclusiones hasta llegar a un príncipe que ya haya aceptado los principios del tradicionalismo, siendo su elegido su sobrino político Javier de Borbón Parma y Braganza, díscolo medio hermano de Elías.

El 23 de enero de 1936 el viejo rey tradicionalista creaba una regencia encomendada a su sobrino, el futuro regente Javier de Borbón-Parma, para que a su muerte rigiera los destinos del pueblo carlista [Diario "El Siglo Futuro". Madrid, miércoles 8 abril de 1936, número 18.574]46.25. Tras las terceras elecciones generales de la II República celebradas en febrero por sufragio universal y la victoria de la coalición de izquierdas del Frente Popular en España, impregnado por el ambiente prebélico que le hacen llegar desde España el anciano Alfonso Carlos siente la obligación de combatir y salvar a España de la propagación del comunismo, y entiende que la manera de hacerlo es propiciando una sublevación carlista, o en última instancia adhiriéndose a un alzamiento militar auspiciado por terceros contra la II República. Alfonso Carlos rememora pasajes de su pasado guerrero durante la Tercera Guerra Carlista en la que luchó en los frentes de Cataluña y en el Ejército Real del Centro contra la Primera República Española, y ordena a su sobrino Javier, nombrado por don Alfonso Carlos presidente de la Junta Militar Carlista instalada en la localidad francesa de San Juan de Luz y al secretario general de la Comunión Tradicionalista don Manuel Fal Conde, conspirar contra el legítimo gobierno de la II República.

Aunque desde marzo de 1934 los carlistas ya disponían de alijos de armas propias adquiridos a través de fondos concedidos por Mussolini, durante todo el mes de junio de 1936 el carlismo intensificó el abastecimiento comprando diverso material de guerra en el extranjero, para posteriormente introducirlo clandestinamente en España y finalmente repartirlo entre los requetés. La responsabilidad última de estas adquisiciones correspondía a don Javier de Borbón y a don Manuel Fal Conde. Así, don Javier se ocupó de resolver el problema del suministro de armamento para las milicias carlistas []51.46, 53.125 y adquirió en Bélgica un alijo de armas fabricadas en Alemania por la empresa Krupp que clandestinamente desembarcó a espaldas de la República en territorio español para ser repartido entre grupos de requetés52.33.

Por otro lado don Manuel Fal Conde inició negociaciones con el general golpista Sanjurjo, líder de la nueva sublevación militar en ciernes y exiliado en Portugal, a las que en mayo de 1936 51.46, 53.125 también se incorpora en el Hotel Hispano Americano de Lisboa don Javier de Borbón Parma. En las dos reuniones mantenidas con Sanjurjo don Javier hablaba como representante de don Alfonso Carlos, y aunque el general Sanjurjo dijo estar de acuerdo con la propuesta de los carlistas de participar en la conspiración para derribar el gobierno del Frente Popular, puso como premisa que los carlistas se pusieran de acuerdo también con el general don Emilio Mola 51.46, 53.125, un comandante de la VI División Orgánica que estaba al mando de la 12.ª Brigada de Infantería en calidad de gobernador militar de Pamplona. Posteriormente y en consecuencia con lo hablado con Sanjurjo, Fal Conde entabla intensas negociaciones con el general don Emilio Mola para pactar las condiciones de colaboración de los carlistas en el inminente alzamiento militar. El general Mola requirió la entrega por escrito de las condiciones exigidas por los carlistas para sumarse al movimiento y el día 11 de junio y previa autorización de Alfonso Carlos, se redactó una nota con las pretensiones carlistas firmada por Fal Conde. El 11 de julio el general Sanjurjo, líder de la sublevación, hace llegar al general Mola una carta en las que se aceptan las principales reivindicaciones carlitas, que entre otras eran la exclusión del parlamentarismo, la recuperación de la bandera bicolor y la implantación de un Estado confesional. En la madrugada del 15 de julio Javier de Borbón Parma ordena desde la villa conocida como "La Ferme"50.6 de San Juan de Luz (País Vasco francés) la movilización de los requetés [], que previamente había consensuado en Viena con don Alfonso Carlos y una vez retornado a la frontera española la firmó junto a Fal Conde 51.46, 53.125. Los carlistas dejaban en manos de Mola la elección del momento de la sublevación, y  la orden de movilización mandaba implícitamente que una vez comenzado el alzamiento las milicias carlistas quedaran supeditadas a las órdenes del ejército, concretamente a las órdenes del comandante militar de Pamplona el general golpista Emilio Mola.

El 17 de julio de 1936 se inicia en Marruecos el golpe de Estado que dará comienzo a la Guerra Civil Española y el domingo 19 de julio a las cuatro de la madrugada, según lo pactado, los requetés de Navarra se alzan contra la II República a las ordenes del general Mola. El primer día del alzamiento en la península don Fal Conde estaba en Pamplona y don Javier llegó a la capital navarra por la tarde, y tras juntarse fueron a ver a Mola que les pone al corriente de la sublevación y del dispar desarrollo en las guarniciones militares 51.46, 53.125 : en Madrid el golpista y otrora general don Joaquín Fanjul ha sido fusilado, y en Barcelona también han fusilado al general don Manuel Goded. El Gobierno Vasco tampoco secunda el alzamiento, pero en toda Navarra la sublevación ha triunfado sin oposición en virtud del despliegue de las milicias carlistas y se encuentra controlada por los sublevados. El día 20 y siguiendo las indicaciones del general Mola, "el Director" de la sublevación, el general golpista Sanjurjo embarca en Estoril en el avión monoplano monomotor modelo De Havilland DH.80 Puss Moth que debía trasladarle a Burgos donde según lo acordado asumiría el mando del golpe de Estado, pero el avión se estrella a los pocos momentos del despegue y el general Sanjurjo muere en el acto, con lo que los carlistas se quedan sin su interlocutor primigenio dentro de la cúpula militar sublevada. Como consecuencia de todo lo acontecido durante los primeros días del alzamiento, la sublevación en España ha tenido éxito en algunos sitios pero ha fracasado en otros, como por ejemplo en el punto neurálgico del poder que era Madrid o en otras grandes ciudades como Barcelona, Valencia, Bilbao, Málaga o Murcia que continúan bajo el control de la II República. España ha quedado dividida en dos zonas, anunciando el inicio de una cruenta guerra civil.

Paralelamente los carlistas comienzan a constituir sobre el terreno las "Juntas de Guerra Carlistas de Navarra" a fin de organizar las concentraciones de requetés. Informado del alzamiento y orgulloso del transcurrir de la sublevación, don Alfonso Carlos nombra a su sobrino Javier de Borbón Parma, que ya ejerció como oficial de artillería en el ejército belga durante la Primera Guerra Mundial, general de división de los Reales Ejércitos el 5 de agosto de 1936 lo que a la sazón equivalía a nombrarlo jefe militar del requeté. El general Mola sin embargo no autoriza que don Javier permanezca más tiempo en España y por indicaciones del propio "director" del golpe, don Javier se retira al otro lado del río Bidasoa, cruzando la frontera francesa. El 24 de agosto don Alfonso Carlos escribe preocupado a Fal Conde, indicándole que a causa de la obligada ausencia en España de don Javier los carlistas perdían toda influencia de mando sobre los requetés. A tal efecto ordena a Fal Conde de que convenza a don Javier para que no trate de entrar otra vez en España sin antes disponer del visto bueno de Mola 51.46, 53.125, y para que intente convencer a Mola para que permita la entrada de don Javier. La autorización de Mola, sin embargo, no llegará.

Por su parte, ausente de todo lo relativo a la sublevación contra el gobierno del Frente Popular, el infante don Alfonso sigue asentado en Suiza junto a su esposa doña Alicia de Borbón Parma, y se niega pese a su pasado militar a participar en la contienda civil española. Un (in)oportuno accidente de coche lo tiene con una pierna fracturada, enyesada y utilizando muletas, contrariando a su ya veterano pero marcial padre el infante Carlos Tancredo, quien pretende sin éxito que su primogénito se desplace hasta España para tomar parte en la contienda a favor del bando sublevado. De diferente opinión es el medio hermano de Alfonso e hijo benjamín del infante Carlos Tancredo, el príncipe Carlos de Borbón y Orleans, que no duda en empuñar un arma para defender la causa monárquica en España y junto a su veterano padre y su madre la infanta Luisa de Orleans se desplazan hasta Francia. Una vez allí se despide de sus progenitores y parte el 28 de julio49.11 hacia la frontera española para luchar con graduación de alférez en el Grupo Mixto de Ingenieros de Pamplona del bando faccioso. El 27 de septiembre de 1936 en primera línea de guerra y durante una batalla entre gudaris y carlistas un proyectil impacta en la frente del príncipe Carlos de Borbón y Orleáns en el monte Morkaiko de la localidad guipuzcoana de Elgoibar matando en el acto al medio hermano de Alfonso []52.19. La noticia de la muerte en combate del medio hermano de Alfonso es recibida con tristeza en el convento de las asuncionistas de la rue de L'Assomption 17 de París, lugar de hospedaje de los afligidos padres del fallecido los infantes Carlos Tancredo y Luisa de Orleans, que dentro de su inmenso dolor manifiestan con endereza a los periodistas galos sentirse satisfechos ya que a su entender la muerte de su hijo se ha producido mientras defendía la civilización y la salvación de España.

Igualmente, al poco de iniciarse la Guerra Civil, el anciano pretendiente carlista don Alfonso Carlos muere a los 87 años de edad, el 29 de septiembre de 1936, tras ser atropellado por un camión militar mientras cruzaba la Ringstrasse de Viena, a la entrada del parque Schwarzenberg [†]46.28. Tras el fallecimiento sin descendencia del anciano pretendiente carlista y por estricta sucesión dinástica, finalmente Alfonso XIII consigue convertirse en el nuevo jefe de la Casa de Borbón. Asimismo, a partir de la muerte del anciano pretendiente carlista Alfonso XIII ostentará la dúplice categoría de reclamante de la Corona de España y de la jefatura de la Casa de Francia, circunstancia que no había prevenido suficientemente a la hora de diseñar su sucesión, ya que contrariamente a lo que él presuponía la normativa de la monarquía francesa es diferente a la española en varios aspectos cruciales; sus leyes no contemplan el matrimonio desigual o morganático, y no existe la libre disponibilidad de la Corona. A efectos prácticos esto suponía añadir un nuevo problema ya que las anteriores renuncias de sus hijos mayores los príncipes Alfonso y Jaime y los respectivos matrimonios desiguales de éstos nos les incapacitaba ni eliminaba de la eventual jefatura de la Casa de Francia o del Maestrazgo de las Órdenes de San Luis, San Miguel y del Espíritu Santo, pudiendo alegar primigénia dinástica con respecto a los Orleáns.

Esta curiosidad dinástica abría a su vez una nueva puerta a las ambiciones y pretensiones de los llamados legitimistas franceses, que interesadamente no distinguían entre dos conceptos distintos como son la "jefatura de la Casa de Francia" y la "Corona de Francia", ésta última vetada a los descendientes del rey Felipe V de España por su renuncia de noviembre de 1712, y que los legitimistas franceses se resistían sistemáticamente a acatar []52.27, 46.48. Fallecidos los Borbones agnados de la rama carlista quienes reivindicaron la herencia en Francia de Enrique de Chambord contra las pretensiones de los Orleáns pero nunca directamente el Trono de Francia acatando siempre con pulcritud las renuncias y exclusiones firmadas por Felipe V en el conjunto de los tratados de la "Paz de Utrecht", ahora y con pretendientes renovados como lo eran los hijos de Alfonso XIII muchos legitimistas franceses ambicionaban reinterpretar con nuevas argucias las tesis orleanistas, y replantearse la teórica línea de sucesión a la Corona francesa reconociendo como "delfín" e "hijo de Francia" respectivamente a los hijos primogénitos de Alfonso XIII. Por pura razón biológica, tras la eventual muerte de Alfonso XIII la primogenitura de la Casa de Borbón no recaería en su hijo predilecto don Juan, tal y como era el deseo primigenio de Alfonso XIII, sino en sus hermanos mayores. Pero ya no se trataba únicamente del riesgo de que el legado de Alfonso XIII provocara una disputa interna por la jefatura de la Casa de Borbón entre hermanos, o un repunte en la disputa con los Orleáns por la jefatura de la Casa de Francia sus Órdenes Dinásticas, sino de que sus hijos ambicionaran por el lado francés lo que no les correspondía. Como a Alfonso XIII no le fue posible revertir esta situación no quedaba mas que esperar a que la reina Fortuna proveyese para que sus dos primeros hijos no reclamasen este legado ni fuesen seducidos por los legitimistas franceses provocando un pleito dinástico con su hijo favorito y heredero don Juan por un lado, y los Orleáns por otro.

Por su parte y todavía ajeno al error de cálculo dinástico de su padre, don Juan de Borbón, que era marinero profesional formado en la Armada británica con graduación de teniente de navío, pide permiso a su progenitor para participar de incógnito en la contienda civil que se estaba desarrollando en España. Se despidió de su mujer quien se encontraba recuperándose de su reciente primer alumbramiento, a quien pondrán de nombre Pilar, en el domicilio conyugal de "Villa San Blaise" en Cannes. Tras pasar la noche del 31 de julio en Biarritz cruza el 1 de agosto clandestinamente bajo pasaporte falso expedido a nombre de Juan López y junto con el grupo de voluntarios que lo escoltan la frontera entre Dantxaria (en el País Vasco continental) y Dantxarinea (Navarra peninsular) con intención de unirse al bando sublevado en la columna del general golpista García Escámez en el frente madrileño de Somosierra49.11 y luchar contra la democracia que en España había mandado a su padre al exilio. Llegado a Pamplona cambió su traje de paisano por el mono azul utilizado por los voluntarios del bando nacional, brazalete rojigualda y boina roja del requeté. Una vez mudados la comitiva prosigue viaje en coche por Vitoria y Burgos, donde se detienen a comer []49.11, visitan la catedral y reemprenden nuevamente la marcha. A las pocas horas y tras un (in)oportunamente planificado receso para cenar en el parador de Aranda de Duero son interceptados por un destacamento de la Guardia Civil, que estaba sobre avisada de la presencia de la comitiva. A don Juan se le comunica que el general director de la sublevación Emilio Mola le insta mediante orden directa a abandonar inmediatamente el país bajo amenaza de fusilar a sus acompañantes. Tras concluir tranquilamente la cena en el parador, la comitiva arranca el coche y recorre el camino a la inversa. Llegados a Pamplona don Juan tuvo tiempo para abrazar por última vez a su hermano político el príncipe Carlos de Borbón y Orleans, cuñado de Alicia de Borbón Parma,  quien previamente consiguió pasar la frontera franco-española por bosques y montes al amparo de la noche. El príncipe Carlos se había incorporado dos días antes, el 30 de julio, al Grupo Mixto de Zapadores Minadores en la guarnición de la plaza de Pamplona y participará sin intercesión ni subterfugios en el frente norte. Tras el encuentro muda de nuevo don Juan a sus ropas civiles y traspasa la frontera gala, encontrándose el 2 de agosto ya de regreso en el sur de Francia sin intuir si quiera el frente de guerra.

Paralelamente el recién proclamado regente de la causa carlista don Javier de Borbón Parma, autotitulado "Príncipe Regente y Caudillo de la Comunión Tradicionalista", continúa sin autorización para entrar en España 51.46, 53.125 y dirigiendo en consecuencia la "Junta Nacional Carlista de Guerra" desde su emplazamiento de la villa "La Ferme" situada en la carretera que comunica San Juan de Luz con Baiona (provincia de Lapurdi, en el País Vasco francés), propiedad de la señora vizcondesa de Gironde, una activa legitimista francesa.

La persistente prohibición a que el príncipe regente del carlismo entre en España complica la autoridad de don Javier sobre los carlistas del frente y de la retaguardia, y pronto comienzan las divergencias internas con las "Juntas de Guerra Carlistas". En la provincia de Navarra, que desde el inicio de la guerra se había quedado bajo la autoridad del bando sublevado y por lo tato sin frente de guerra, los carlistas de retaguardia están participando junto a los falangistas en una brutal represión contra los navarros disidentes 53.126. Para tratar de paliar el descontrol y las desventajas de mando, en diciembre el secretario general de la Comunión Tradicionalista don Manuel Fal Conde intenta instaurar una academia militar de requetés no adscrita al ejército, la cual formaría a sus propios oficiales. La unilateral maniobra de los carlistas es interpretada como un acto de escisión por los mandos del ejército sublevado y provoca el rechazo frontal del general de división Francisco Franco. El 8 de diciembre Fal Conde es citado con urgencia en el Cuartel General de Franco en Salamanca donde una vez presentado se le dio a elegir entre un consejo de guerra (que en la práctica era una pena de muerte) o su destierro a Lisboa. El posterior "Decreto de Unificación" promulgado por el general Franco el 19 de abril de 1937 fue la puntilla que relegó al ostracismo a los dirigentes carlistas. A través de este decreto la Comunión Tradicionalista se fusionaba con Falange Española de las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista, creándose un nuevo partido único con el nombre de Falange Española Tradicionalista y de las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista (FET y de las JONS) bajo único mando del  general Francisco Franco. En las zonas de retaguardia donde las Juntas Nacionales Carlistas de Guerra fieles al regente Javier de Borbón Parma tenían cierta fuerza hubo muestras de rechazo a la unificación y el propio Javier declara expulsados a todos aquellos que hayan respaldado la unificación. Con la intención de desautorizar públicamente a los carlistas que hayan decidido entran en el Consejo Nacional de FET y de las JONS el príncipe regente cruza la frontera y entra en territorio español. Tras negarse a aceptar una orden de expulsión del país por parte de un oficial del ejército sublevado, Javier de Borbón Parma es emplazado a reunirse el 25 de diciembre de 1937 a las seis de la tarde con el general Francisco Franco. El 21 de septiembre Franco había sido nombrado "Generalísimo" de los ejércitos sublevados por los miembros de la "Junta de Defensa Nacional", órgano colegiado creado por decreto el 24 de julio de 1936 para asumir todos los poderes del Estado y la representación del mismo ante las potencias extranjeras. El 28 de septiembre de 1936 es nombrado Jefe del Gobierno del Estado español, y poco después el texto publicado en el Boletín Oficial de la Zona Nacional se encargará de elevarlo finalmente a "Jefe del Estado".  Franco estaba en pleno ascenso hacia el poder absoluto militar y político del bando sublevado tras la extinción y transmisión de poderes a su favor por parte de la "Junta de Defensa Nacional" siendo su candidatura la mejor valorada sobre el resto de miembros de la Junta al ser la única con contar del apoyo y soporte internacional que Franco recibió de los embajadores de Alemania e Italia en España. En la tensa reunión cara a cara mantenida entre Franco y Javier de Borbón Parma el 25 de diciembre de 1937, el último se muestra desconfiado y contrario a la intención del general Franco de diluir la estructura de la Comunión Tradicionalista dentro del partido único, y desafecto ante la total acumulación de poder del "Generalísimo". Franco por su parte escuchó molesto los argumentos de don Javier y tras la hora que duró la reunión amenazó nuevamente a don Javier con ordenar su expulsión de España por estar apoyando a los elementos que se resisten a la unificación. El día después y estando el príncipe regente inspeccionando el frente, recibe a un ayudante del general Franco que le entrega una carta de expulsión en la que le instan a abandonar el territorio español en el espacio de 24 horas. Con esta decisión Franco retirará para siempre la consideración hacia la familia de Javier de Borbón Parma y la causa carlista que abandera52.28. El mismo día 26 don Javier sale para San Sebastián y almuerza con Fal Conde, y el día 27 el príncipe regente abandona definitivamente España y regresa a Francia, aunque las tropas carlistas continuarán batallando en primera línea de fuego a favor del bando sublevado. Tanto el Caudillo de la Comunión Tradicionalista como los carlistas en general tenían claro desde el inicio de la contienda que no habían ido a la guerra solo para pelear por sus reivindicaciones históricas sino para sacrificarse por lo que consideraban un servicio a España.

Tras una larga guerra de desgaste finalmente acaba la Guerra Civil con la definitiva victoria franquista sobre la Segunda República, España se encuentra inmersa en una dura posguerra.

Simultáneamente el Régimen Franquista siente recelo hacia la familia real española y es contrario al regreso de los familiares de Alfonso XIII, pero gracias a la indisimulada simpatía que profesan las autoridades franquistas hacia el infante Carlos Tancredo de Borbón y Borbón hacen una notoria excepción con su primogénito, lo que facilitó el regreso de Alfonso con Alicia y su progenie. A ojos del "Movimiento Nacional" el padre de Alfonso encarnaba valores como la rectitud, el patriotismo español (durante toda su vida se mantuvo fiel a su renuncia de 1900 y se sentía español por los cuatro costados), un sentido valor militar y del deber llevados al máximo (había sido formado en las filas de las Fuerzas Armadas Españolas), a los que hay que sumar su condición de devoto cristiano practicante47.9, y sobre todo por su inalterable y absoluta discreción, algo que brillaba por su ausencia en la permanentemente salpicada de escándalos familia real española.

Por su parte y finalizada la Guerra Civil, el exiliado don Javier de Borbón Parma, ninguneado por el general Franco, se alistará de nuevo en el ejército belga como coronel de artillería combatiendo en la próxima contienda bélica, la Segunda Guerra Mundial, hasta el final de las hostilidades en el frente belga.

Simultáneamente, finalizada la contienda civil el rey don Alfonso XIII permaneció en el exilio y sin expectativas a medio plazo de restauración de la monarquía en España por el general Franco. El 15 de enero de 1941 Alfonso XIII renuncia a la jefatura de la Casa Real española en favor de su hijo Juan, quien como consecuencia de las sucesivas renuncias de sus hermanos mayores el hemofílico Alfonso (quien falleció en Miami el 6 de septiembre de 1938) y la del sordomudo Jaime, será quien siguiendo la voluntad de Alfonso XIII ostente la Jefatura de la Casa Real de España y los derechos de sucesión al trono de España durante la dictadura del general Francisco Franco. Finalmente y poco después, Alfonso XIII fallece el 28 de febrero de 1941 en el Gran Hotel de Roma a causa de una angina de pecho. Sus restos [] fueron sepultados en la iglesia de Montserrat de la capital italiana sin que sus seguidores perdiesen la esperanza de que en un futuro menos hostil el cuerpo del monarca desterrado pudiese ser repatriado a España.

Acatando los hechos consumados y la voluntad testamentaria del difunto Alfonso XIII don Juan de Borbón y Battenberg es proclamado nuevo Jefe de la Casa Real de España y jefe de la familia. Desde el punto de vista de don Juan, su condición de jefe de la Casa española convertía en subordinados a todos los príncipes de la realeza que disponían del título de "infantes de España", incluyendo los miembros de las dinastías emancipadas de Parma y Dos Sicilias que ostentaban la titulación de infantes, ya que por definición en tanto que infantes de España estaban supeditados al Jefe de la Casa Real de España.

Poco más de un mes hacía que el desterrado rey había abdicado en favor de su hijo el príncipe de Asturias, que ya ejercía como nuevo jefe de la Casa Real en el exilio y nuevo rey titular de España durante el ocaso de la vida de su padre. Después de rezar ante la tumba recién cerrada de Alfonso XIII se reunió en Roma bajo la presidencia de don Juan la "Diputación de la Grandeza de España" el mediodía del 5 de marzo de 1941. Ante el requerimiento de sus delegados para saber qué título nobiliario habría de usar don Juan en lo sucesivo el sucesor manifestó que desde aquel momento llevaría como título de espera el de "conde de Barcelona", adoptando para su Casa la de "Casa del Conde de Barcelona". Tal elección se debe a la costumbre entre los jefes de las Casas Reales en el exilio de adoptar uno de los títulos utilizados por sus predecesores mientras estos gobernaban o eran reyes soberanos, e identificarse en el destierro con el "título de espera" hasta ser nombrados reyes y restaurar la monarquía. De entre los múltiples títulos reales y nobiliarios con los que se intitulaba su padre Alfonso XIII (25 reinados, 3 ducados, 4 condados, 2 señoríos, etc.) don Juan eligió el del condado de Barcelona y para sus seguidores este título representaba idéntico valor que la denominación de rey de España.

El hermano mayor de don Juan, don Jaime, juzgó como natural la sucesión, y acató a quien era el titular de la Corona siendo el más entusiasta colaborador de su hermano menor, aislado en su sordera y sin ser nunca informado de los derechos a la corona francesa que ostentaba. Al no apreciar don Jaime el equívoco originado por el difunto Alfonso XIII se quedó sin reivindicar la jefatura de la Casa de Borbón. El ejercicio como Jefe de la Casa de Borbón otorgaba potestad y autoridad para influenciar y decidir sobre los pactos de familia de todos los parientes de la Casa, a la que igualmente pertenecían los Borbones de la Casa Real de las Dos Sicilias y la Ducal de Parma.


Nacimiento de su única sobrina con descendencia en Suiza y estallido de la II Guerra Mundial

 

Paralelamente y desatendiendo la Guerra Civil Alfonso y Alicia engendraron en Suiza, lejos del fratricidio español, a sus tres hijos. La primogénita Teresa nacerá en el afrancesado cantón de Lausana el 6/02/1937. El varón heredero no tardará en llegar y nacerá también en Lausana el 16/01/1938, a quien pondrán como nombre Carlos en recuerdo del medio hermano de Alfonso fallecido en Elgoibar []46.49. En septiembre de 1939 y embarazada por tercera vez el estallido de la Segunda Guerra mundial sorprende a Alicia en una Suiza que de inmediato se prepara ante una eventual invasión nazi.

Fotografía en familia de los hijos de SS.AA.RR. doña Alicia y don Alfonso, de izquierda a derecha SS.EE. doña Teresa, don Carlos y doña Inés, en la década de 1940.

Para tranquilidad de la familia el país helvético logra mantener una posición de neutralidad bélica y Alicia dará a luz con relativa calma a su última hija, Inés, el 18 de febrero de1940 en Ouchy, un barrio al sur de Lausana a orillas del lago Léman. Sin embargo, a los siete días la alegría del alumbramiento se transformó en luto tras el fallecimiento, el 25 de febrero y también en Lausana, de su madre la archiduquesa María Ana de Habsburgo-Lorena.

Para entonces la infanta Alicia ya había ascendido varias posiciones en el orden de sucesión a la Corona navarra tras el repentino fallecimiento en Hungría el 29 de mayo de 193946.31 de su hermano el infante don Francisco []46.22, soltero y sin dejar descendencia. Francisco fue enterrado en la capilla donde ya descansaban los restos de su hermano Carlos Luis, en la “Prinz-Bourbon-Parma-Gruftkapelle” de los dominios forestales de Glashütte.

El 16 de noviembre de 1939, 15 días después de que Alemania atacara la frontera de Polonia encendiendo la mecha de la Segunda Guerra mundial, fallecerá en Lucca (Toscana italiana) S.M. el discapacitado don Enrique V, hermano mayor de Elías, rey titular de Navarra y primer duque titular de Parma con ése nombre. Será enterrado junto al sepulcro de su padre en la capilla real navarra adosada a la "Villa Borbone" de Viareggio (en la actual provincia italiana de Lucca). Le sucederá en todos sus derechos []46.57 su también impedido hermano S.M. don José I, nacido en la Villa Clémence [] de Biarritz51.21 en 1875 []44.4 y por lo tanto 11 años mayor que Elías, por lo que el príncipe y heredero Elías seguirá como hasta ahora ejerciendo de regente y Jefe de la Casa de Parma, recibiendo sus hijos e hijas la dignidad de infantes de Navarra por su condición de descendientes del heredero al trono de Navarra.

  Enrique V "el Discapacitado" (1873-†1939) y José I "el Impedido" (1875-†1950)

Tras la muerte de Enrique V "el Discapacitado" (izquierda) los derechos sobre el Reino de Navarra y el ducado de Parma recaerán sobre su hermano José I "el Impedido" (derecha), aunque continuarán bajo la regencia del hermano menor de ambos Elías de Borbón Parma.

Asimismo su única sobria con descendencia, la hasta ahora infanta de España y a partir de ahora también de Navarra doña Alicia, asciende hasta la sexta posición en el orden de sucesión a la Corona navarra.


 

Fin de la vista previa. Introduzca la contraseña para visualizar el contenido íntegro

Contraseña:

 

Predecesor

 Reyes de Navarra

Sucesor

ROBERTO I
45º Rey Titular de Navarra 1883-1907

  

JOSÉ I
47º Rey Titular de Navarra 1939-1950

ENRIQUE V
46º Rey Titular de Navarra

1907-1939


ÑÐ
LÍNEA DE SUCESIÓN A LA CORONA:52.42

El orden de sucesión a la titularidad del Reino de Navarra a fecha del fallecimiento de S.M. don Enrique de Borbón Parma (q.e.p.d.) el 10 de mayo de 1939 [†] era el siguiente:

†. S.M. don Roberto I de Borbón Parma (†), rey titular de Navarra, duque de Parma, Guastalla y Plasencia, e infante de España. Nació en Florencia (Gran Ducado de Toscana) el 9 de julio de 1848 y falleció en Lucca (Reino de Italia), el 16 de noviembre 1907 [†]. Contrajo matrimonio canónico en primeras nupcias en Roma el 5 de abril de 1869 con S.A.R. la princesa doña María Pía de Borbón-Dos Sicilias (1849-†1882). Tras enviudar contrajo matrimonio canónico en segundas nupcias en el castillo de Fischhorn  el 15 de octubre de 1884 con S.A.R. la infanta María Antonia de Braganza (1862). Le sobrevivieron y sucedieron del primer matrimonio 3 varones y 6 del segundo, y del segundo matrimonio 4 féminas y 6 del segundo, que fueron por orden de primogenitura y preferencia agnática:

†. S.M. don Enrique V de Borbón Parma (†), rey titular de Navarra y duque titular de Parma. Nació el 13 de junio de 1873 en el castillo de Wartegg en Rorschacherberg (Confederación Suiza). Falleció en la "Villa Borbone delle Pianore" en Capezzano Pianore (Reino de Italia) el 10 de mayo de 1939 célibe y sin descendencia.

1 S.A.R. don José de Borbon Parma, príncipe de Navarra y heredero de Parma. Nació en  Biarritz el 30 de junio de 1875. Célibe y sin descendencia.

2 S.A.R. don Elías de Borbón Parma, infante de Navarra, príncipe de Parma y de Borbón. Nació en Biarritz (tercera República Francesa) el 23 de julio de 1880. Contrajo matrimonio canónico en la parroquia del Palacio Imperial de Hofburg de Viena el 25 mayo 1903 con S.A.I y R.  la archiduquesa doña Maria Anna de Austria (1882). Sus descendientes legítimos fueron 3 varones y 5 féminas:

3 S.A.R. don Roberto de Borbón Parma, príncipe de Parma. Nació en Weilburg el 7 de agosto de 1909. Célibe y sin descendencia.
4 S.A.R. don Francisco de Borbón Parma, príncipe de Parma. Nació en Weilburg el 14 de junio de 1913. Célibe y sin descendencia.
5 S.A.R. doña Isabel de Borbón Parma, princesa de Parma. Nació en Viena el 17 de marzo de 1904. Célibe y sin descendencia.
6S.A.R. doña María Francisca de Borbón Parma, princesa de Parma. Nació en el castillo de Weilburg en Baden (Imperio austrohúngaro) el 5 de septiembre de 1906. Célibe y sin descendencia.
7 S.A.R. doña Juana de Borbón Parma, princesa de Parma. Nació en Weilburg el 8 de julio de 1916.
8.ª S.A.R. doña Alicia de Borbón Parma, princesa de Parma e infanta de España. Nació en Viena el 13 de noviembre de 1917. Contrajo canónico matrimonio el 16 de abril de 1936 en la iglesia católica de la Orden de los menores de Viena con S.A.R. don Alfonso de Borbón y Borbón, infante de España. Sus descendientes legítimos eran 1 varón y 1 fémina:

9 S.E. don Carlos de Borbón y Borbón. Nació en Lausana (Confederación Suiza) el 16 de enero de 1938.
10
S.E. doña Teresa de Borbón y Borbón. Nació en Lausana (Confederación Suiza) el 16 de febrero de 1937. 

11 S.A.R. doña María Cristina de Borbón Parma, princesa de Parma. Nació en Viena el 7 de junio de 1925. Célibe y sin descendencia.
†
. S.A.R. don Carlos de Borbón Parma (†), príncipe de Parma. Nació en Viena el 23 de septiembre de 1905. Falleció en Baden el 26 de septiembre de 1912 célibe y sin descendencia.

†. S.A.R. don Sixto de Borbón Parma (†), infante de Navarra y príncipe de Parma. Nació el 1 de agosto de 1886. Falleció el 14 de marzo de 1934. Contrajo matrimonio desigual en París el 12 de noviembre de 1919 con doña Hedwige de la Rochefoucauld (1882). Su descendiente legítima fue una fémina:

12.ª S.E. doña Isabel de Borbón Parma. Nació en París el 14 de marzo de 1922. Célibe y sin descendencia.

13 S.A.R. don Francisco Javier de Borbón Parma, infante de Navarra y príncipe de Parma. Nació en la "Villa Borbone delle Pianore" de Capezzano Pianore el 25 de mayo de 1889. Contrajo matrimonio desigual en Lignières el 12 de noviembre de 1927 con doña María Magdalena de Borbón-Busset  (1897). Sus descendientes legítimos eran 1 varón y 4 féminas:

14 S.E. don Hugo de Borbón Parma. Nació el 8 de abril de 1930.
15.
ª S.E. doña María Francisca de Borbón Parma. Nació el 19 de agosto de 1928.
16 S.E. doña María Teresa de Borbón Parma. Nació el 28 de julio de 1933.
17.ª S.E. doña Cecilia María de Borbón Parma. Nació el 12 de abril de 1935.
18
S.E. doña María de las Nieves de Borbón Parma. Nació el 29 de abril de 1937.

19.º S.A.R. don Félix de Borbón Parma, infante de Navarra y príncipe de Parma. Nació en el palacio de Schwarzau am Steinfeld el 28 de octubre de 1893. Contrajo matrimonio en Luxemburgo el 6 de noviembre de 1919 con la princesa Carlota de Luxemburgo (1896). Sus descendientes legítimos eran 2 varones y 4 féminas:

20 S.A.R. don Juan de Luxemburgo. Nació el 5 de enero de 1921.
21
S.A.R. don Carlos Felipe de Luxemburgo. Nació el 7 de agosto de 1927.
22 S.A.R. doña Isabel de Luxemburgo. Nació el 22 de diciembre de 1922.
23 S.A.R. doña María Adelaida de Luxemburgo. Nació el 21 de mayo de 1924.
24
S.A.R. doña María Gabriela de Luxemburgo. Nació el 2 de agosto de 1925.
25 S.A.R. doña Alicia de Luxemburgo. Nació el 24 de agosto de 1929.

26 S.A.R. don Renato de Borbón Parma, infante de Navarra y príncipe de Parma. Nació en el palacio de Schwarzau am Steinfeld el 17 de octubre de 1894. Contrajo matrimonio en Copenhague el 9 de junio de 1921 con S.A.R. la princesa Margarita de Dinamarca (1895). Sus descendientes legítimos eran 3 varones y 1 fémina:

27 S.A.R. don Jaime de Borbón Parma. Nació el 9 de junio de 1922.
28.
º S.A.R. don Miguel de Borbón Parma. Nació el 4 de marzo de 1926.
29 S.A.R. don Andrés de Borbón Parma. Nació el 6 de marzo de 1928.
30 S.A.R. doña Ana de Borbón Parma. Nació el 18 de septiembre de 1923.

31 S.A.R. don Luis de Borbón Parma, infante de Navarra y príncipe de Parma. Nació en el palacio de Schwarzau am Steinfeld el 5 de diciembre de 1899. Contrajo matrimonio en Roma el 23 de enero de 1939 con S.A.R. la princesa María Francisca de Savoya (1914). Sin descendencia.

32 S.A.R. don Cayetano de Borbón Parma, infante de Navarra y príncipe de Parma. Nació en la "Villa Borbone delle Pianore" de Capezzano Pianore el 3 de junio de 1905. Contrajo matrimonio el 29 de abril de 1931 con la princesa Margarita de Thurn and Taxis (1909). Su descendiente legítima era 1 fémina:

33 S.A.R. doña Diana Margarita de Borbón Parma. Nació el 22 de mayo de 1932.

†. S.A.R. doña María Luisa de Borbón Parma (†), infanta de Navarra, príncesa de Parma y princesa consorte de Bulgaria. Nació en Roma (Estados Pontificios) el 17 de enero de 1870. Falleció en Sofía el 31 de enero de 1899 (Principado autónomo de Bulgaria). Contrajo matrimonio en la "Villa Borbone delle Pianore" de Capezzano Pianore (Reino de Italia) el 20 de abril de 1893 con el príncipe heredero de Bulgaria don Fernando de Sajonia-Coburgo-Gotha (1861). Su descendientes legítimos eran 2 varones y 2 féminas:

34.º S.M. don Boris de Bulgaria, príncipe de Tarnovo y de Bulgaria, y más tarde zar de Bulgaria. Nació en Sofía el 30 de enero de 1894. Contrajo católico matrimonio en la Basílica de San Francisco de Asís, en Asís el 25 de octubre de 1930 con la princesa Juana de Saboya (1907). Sus descendientes legítimos fueron 1 varón y 1 fémina:

35 S.A.R. el príncipe Simeón de Bulgaria, príncipe de Tarnovo. Nació en Sofía  el 16 de junio de 1937.
36 S.A.R. la princesa doña María Luisa de Bulgaria. Nació en Sofía el 13 de enero de 1933.

37.º S.A.R. don Cirilo de Bulgaria, príncipe de Preslav y de Bulgaria. Nació en Sofía el 17 de noviembre de 1895. Célibe y sin descendencia.
38 S.A.R. doña Eudoxia de Bulgaria, princesa de Bulgaria. Nació en Sofía el 5 de enero de 1898. Célibe y sin descendencia.
39.ª S.A.R. doña Nadezhda de Bulgaria, princesa de Bulgaria. Nació en Sofía el 30 de enero de 1899. Contrajo cristiano matrimonio en Bad Mergentheim el 24 de enero de 1924 con el duque Alberto Eugenio de Württemberg. Sus descendientes legítimos fueron 3 varones y 2 féminas:

40.º Don Fernando de Württemberg. Nació en Karlsruhe en 1925.
41 Don Eberardo Eugenio de Württemberg. Nació en Karlsruhe en 1930.
42 Don Alejandro Eugenio de Württemberg. Nació en Stuttgart en 1933.
43.
ª Doña Margarita Luisa de Württemberg. Nació en Karlsruhe en 1928.
44
Doña Sofía de Württemberg. Nació en Stuttgart en 1937.

45 S.A.R. doña Luisa María de Borbón Parma, infanta de Navarra y príncesa de Parma. Nació el 24 de marzo de 1872. Célibe y sin descendencia.
46
S.A.R. doña María Teresa de Borbón Parma, infanta de Navarra y príncesa de Parma. Nació el 15 de octubre de 1876. Célibe y sin descendencia.
47.
ª S.A.R. doña Beatriz de Borbón Parma, infanta de Navarra y príncesa de Parma. Nació el 9 de enero de 1879. Contrajo matrimonio en el palacio de Schwarzau am Steinfeld el 12 de agosto de 1906 con el conde Pedro Lucchesi Palli (1870). Sus descendientes legítimos fueron 3 varones:

48.º Don Luis Roberto Lucchesi Palli. Nació en Venecia el 7 de mayo de 1908. Célibe y sin descendencia.
49 Don Adinolfo Antonio Sixto  Lucchesi Palli. Nació el 18 de junio de 1911. Célibe y sin descendencia.
†. Don Antonio Lucchesi Palli (†). Nació en Pianore el 1 de junio de 1907. Falleció el 4 de enero de 1911 célibe y sin descendencia.

50.ª S.A.R. doña María de las Nieves Adeláida de Borbón Parma, infanta de Navarra y príncesa de Parma. Nació el 5 de agosto de 1885. Célibe y sin descendencia.
51.
ª S.A.R. doña Francisca de Borbón Parma, infanta de Navarra y príncesa de Parma. Nació el 22 de abril de 1890. Célibe y sin descendencia.
52
S.A.I y R. doña Zita de Borbón Parma, emperatriz consorte de Austria, reina consorte de Bohemia, Hungría, y Croacia-Eslavonia, príncesa de Parma e infanta de Navarra. Nació en la "Villa Borbone delle Pianore" de Capezzano Pianore el 9 de mayo de 1892. Contrajo matrimonio en el palacio de Schwarzau am Steinfeld el 21 de octubre de 1911 con el archiduque Carlos de Habsburgo-Lorena y Sajonia,  más tarde emperador del Imperio asutrohúngaro (1887-†1922). Sus descendientes legítimos fueron 5 varones y 3 féminas:

53 S.A.I y R. el archiduque don Otto de Habsburgo-Lorena, príncipe imperial, y príncipe real de Hungría y de Bohemia. Nació en Reichenau an der Rax el 20 de noviembre de 1912.
54.º S.A.I y R. el archiduque don Roberto de Habsburgo-Lorena. Nació el 8 de febrero 1915.
55 S.A.I y R. el archiduque don Félix de Habsburgo-Lorena. Nació en Viena el 31 de mayo de 1916.
56 S.A.I y R. el archiduque don Carlos Luis de Habsburgo-Lorena. Nació en Baden bei Wien el 10 de marzo de 1918.
57.
º S.A.I y R. el archiduque don Rodolfo de Habsburgo-Lorena. Nació en Prangins el 5 de septiembre de 1919.
58
S.A.I y R. la archiduquesa doña Adelaida de Habsburgo-Lorena. Nació en Viena el 3 de enero de 1914.
59.
ª S.A.I y R. la archiduquesa doña Carlota de Habsburgo-Lorena. Nació en Prangins el 1 de marzo de 1921.
60
S.A.I y R. la archiduquesa doña Isabel de Habsburgo-Lorena. Nació en Madrid el 31 de mayo de 1922.

61.ª S.A.R. doña María Antonia de Borbón Parma, infanta de Navarra y príncesa de Parma. Nació el 7 de noviembre de 1895. Célibe y sin descendencia.
62
S.A.R. doña Isabel de Borbón Parma, infanta de Navarra y príncesa de Parma. Nació el 14 de junio de 1898. Célibe y sin descendencia.
63 S.A.R. doña Enriqueta de Borbón Parma, infanta de Navarra y príncesa de Parma. Nació el 8 de marzo de 1903. Célibe y sin descendencia.
†. S.A.R. don Augusto de Borbón Parma (†), infante de Navarra y príncipe de Parma. Nació en la Villa Bertrand [] de Biarritz el 29 de septiembre de 1882. Falleció el mismo año en Biarritz célibe y sin descendencia.
†
. S.A.R. don Fernando de Borbón Parma (†), infante de Navarra y príncipe de Plasencia. Nació el 5 de marzo de 1871. Falleció el 14 de abril de 1871 célibe y sin descendencia.
†
. S.A.R. doña María Pía de Borbón Parma (†), infanta de Navarra y príncesa de Parma. Nació el 9 de octubre de 1877. Falleció el 29 de enero de 1915 célibe y sin descendencia.
†. S.A.R. doña María Inmaculada de Borbón Parma (†), infanta de Navarra y príncesa de Parma. Nació el 21 de julio de 1874. Falleció el 16 de mayo de 1914 célibe y sin descendencia.
†
. S.A.R. doña María Anastasia de Borbón Parma (†), infanta de Navarra y príncesa de Parma. Nació en Biarritz el 25 de agosto de 1881. Falleció en septiembre de 1881 célibe y sin descendencia.

ÑÐ

GALERÍA COETÁNEA

45.13
 

Retrato de primeros del siglo XX de S.A.R. don Elías de Borbón Parma, con uniforme militar, antes de pedir la mano de S.A.I.R. la archiduquesa doña Maria Ana de Austria

La fotografía fue realizada en el afamado taller vienés de don Carl Pietzner, fotógrafo austriaco especializado en retratar a los miembros de la realeza.

ÑÐ

46.56
 

S.A.R. don Elias de Borbón Parma, con frondoso bigote con las puntas hacia arriba, descendiendo las escaleras de la puerta de Goya del Museo del Prado de Madrid el 28 marzo de 1914, invitado por SS.MM. el rey de España don Alfonso XIII.

La fotografía fue realizada por don Julio Duque Berzal (c.1870-†1936). Fue fotografía de portada en el diario ABC el 29 de marzo de 1914 citando erróneamente a don Elías como duque de Parma, cuando si bien ostentaba la jefatura de la casa debido a la discapacidad de su hermano el duque Enrique, el título que le correspondía a don Elías era el de príncipe de Parma.

ÑÐ

 

Fotografía de boda de S.A.R. don Elías de Borbón Parma y su esposa S.A.I.R. doña María Ana de Austria.

La pareja contrajo matrimonio el 25 de mayo de 1903" en la parroquia del Palacio Imperial de Hofburg de Viena. Él contaba con 23 años y ella 21. El matrimonio tuvo un total de 8 alumbramientos.

ÑÐ

 

Cariñosa foto de S.A.I.R. doña María Ana de Austria, esposa de don Elías de Borbón Parma, junto a su hija María Francisca. Doña María Ana estaba emparentada con la familia imperial austriaca: era hija del archiduque Federico de Austria, duque de Teschen y de la princesa Isabel de Croÿ [El archiduque Federico de Austria, duque de Teschen y su esposa la princesa Isabel de Croÿ].

Doña María Ana falleció a los 58 años en Suiza, lugar en el que se refugió la familia durante la Segunda Guerra Mundial.

ÑÐ

46.4

 

Fotografía de estudio de S.A.R. don Carlos de Borbón Parma, primogénito de don Elías de Borbón Parma y María Ana de Habsburgo, con apenas 7 años de edad.

El príncipe Carlos Luis enfermó de polio y falleció prematuramente el 26 de septiembre de 1912 [†]46.3, 46.4. El joven príncipe fue enterrado en una pequeña capilla que sus padres mandaron erigir a tal efecto en sus dominios forestales de Glashütte [], capilla que al tiempo acogería también el eterno descanso del resto de la familia.

La fotografía fue publicada el 6 de octubre de 1912 por el "Österreichs illustrierte Zeitung" acompañando la notificia de su fallecimiento.

ÑÐ

52.239

 

Fotografía de perfil de S.M. don Roberto de Borbón Parma, segundo hijo varón del matrimonio entre don Elías de Borbón Parma y María Ana de Habsburgo.

La fotografía de estudio autografiada con el texto "Robert Herzog von Parma" ya nos indica que no es coetánea a su progenitor, ya que fue tomada apenas 9 años después del fallecimiento de S.M. don Elias, titular de los derechos reales de Navarra y ducales de Parma, en 1959. De entre los 3 hijos varones de don Elías, Carlos, Francisco y el mismo Roberto, únicamente Roberto sobrevivió al padre recayendo en él todos sus derechos dinásticos.

S.M. don Roberto fallecerá de una crisis cardiaca a los 65 años, el 22 de noviembre de 1974 [†]50.16, 50.1 en el domicilio familiar vienés de Metternichgasse50.1 en el que convivía con sus hermanas, célibe y sin descendencia. Recayeron sus derechos dinásticos sobre Navarra en su hermana doña Isabel, y los de Parma sobre su tío don Javier de Borbón Parma. Fue enterrado en la Capilla Real de Glashütte [].

ÑÐ

46.22

 

Fotografía de S.A.R. el príncipe de Parma e infante de Navarra don Francisco de Borbón Parma con 22 años, segundo hijo varón del matrimonio entre don Elías de Borbón Parma y María Ana de Habsburgo.

La fotografía fue tomada en Viena a la salida del enlace matrimonial de su hermana doña Alicia con el infante don Alfonso de Borbón celebrada el 16 de abril de 1936, y publicada el 3 de mayo de 1936 en la exclusiva revista de sociedad "Wiener Salonblatt". Apenas tres años después, todavía en vida de su progenitor, Don Francisco fallecería en Mosonmagyaróvár (Hungría) célibe y sin descendencia.

ÑÐ

46.18

 

Fotografía de estudio de S.M. doña Isabel de Borbón Parma, primera hija del matrimonio entre don Elías de Borbón Parma y María Ana de Habsburgo, cuando contaba 26 años y todavía era princesa de Parma e infanta de navarra.

Isabel nació en Viena el 17 de marzo de 1904 (Imperio austrohúngaro) y tras el fallecimiento de su padre y hermanos recayeron en ella a la avanzada edad de 70 años los derechos dinásticos del reino de Navarra. Al morir célibe y sin descendencia, transmitió los mismos derechos a su hermana doña María Francisca.

Fotografía publicada el 15 de febrero de 1931 en la exclusiva revista de sociedad "Wiener Salonblatt".

ÑÐ

46.18

 

Fotografía de estudio de S.M. doña María Francisca de Borbón Parma, segunda hija del matrimonio entre don Elías de Borbón Parma y María Ana de Habsburgo, cuando contaba 24 años y todavía era princesa de Parma e infanta de navarra.

María nació el 5 de septiembre de 1906, castillo de Weilburg en Baden (Imperio austrohúngaro) y tras el fallecimiento de su padre, hermanos y hermana Isabel recayeron en ella a la avanzada edad de 76 años los derechos dinásticos del reino de Navarra. Al morir célibe y sin descendencia, transmitió los mismos derechos a su hermana doña Alicia.

Fotografía publicada el 15 de febrero de 1931 en la exclusiva revista de sociedad "Wiener Salonblatt".

ÑÐ

47.7, 46.24, 52.30

 

Fotograma de S.A.R. doña Juana de Borbón Parma, tercera hija del matrimonio de don Elías de Borbón Parma y María Ana de Habsburgo, cuando acudió con 32 años al campeonato del mundo de tiro al pichón de 1949 celebrado en la Moraleja (Madrid) para animar a su hermana doña Alicia, participante en el evento.

Tras la Segunda Guerra Mundial y aprovechando su visado español y conocimiento del alemán, doña Juana colaboró activamente en las iniciativas auspiciadas por Cáritas Austria52.30 y Acción Católica España, consistentes en adopciones temporales en familias españolas de miles de niños austriacos víctimas del hambre y de la miseria surgida como consecuencia de la derrota de Austria en la guerra. Falleció en Porzuna (Ciudad Real) el 1 de noviembre de 1949, tras sufrir una grave herida por arma de fuego en las dependencias anexas a la finca de su hermana doña Alicia []47.15. Murió célibe y sin descendencia, y fue enterrada en la capilla familiar de Glashütte [].

El fotograma está extraído del NO-DO nº333, que recoge el campeonato del mundo de tiro al Pichón del año 1949.

ÑÐ

52.238

 

Fotografía de estudio de S.M. doña Alicia de Borbón Parma con unos 16 años y de alrededor del año 1933, cuando todavía era célibe, princesa de Parma e infanta de navarra.

Doña Alicia era la cuarta hija del matrimonio entre don Elías de Borbón Parma y María Ana de Habsburgo, y la única descendiente en contraer matrimonio. El enlace con su esposo S.A.R. don Alfonso de Borbón y Borbón, infante de España y 15 años mayor que ella, tuvo lugar en Viena el 16 de abril de 1936. Tras fallecer su progenitor, hermanos y hermanas mayores recayeron en ella, a la edad e 76 años, los derechos dinásticos del reino de Navarra.

La fotografía fue efectuada en Viena por don Karl Winkler, Karpublicada el 15 de febrero de 1931 en la exclusiva revista de sociedad "Wiener Salonblatt".

ÑÐ

53.4

 

Fotografía del todavía célibe S.A.R. don Alfonso de Borbón y Borbón con 23 años, futuro marido de doña Alicia y único yerno de S.M. don Elías de Borbón Parma, tras una cacería en la finca "La Almoraima" (Cádiz) en el año 1925.

De entre los hijos de don Elías de Borbón Parma y María Ana de Habsburgo la única en contraer matrimonio fue su hija Alicia quién lo hizo con S.A.R. el infante de España don Alfonso de Borbón y Borbón, hijo de don Carlos Trancedo de Borbón y la princesa de Asturias doña María de las Mercedes de España, hermana mayor del rey de España Alfonso XIII. Para que el enlace matrimonial de sus dos progenitores tuviese lugar en febrero del año 1901, don Carlos Trancedo con carácter previo y por razones políticas tuvo que renunciar para él y su futura descendencia a los derechos sobre el inexistente trono de las Dos Sicilias que sobre él pudiesen recaer. Tras la renuncia, el matrimonio pudo celebrarse en febrero en la capilla del Palacio Real de Madrid, y en noviembre del mismo año nació don Alfonso.

Contando ya 35 años don Alfonso seguía célibe, por lo que su familia acordó su casamiento con doña María Francisca, de 29 años, la segunda hija de doña Elías de Borbón Parma. Con la excusa de participar en una cacería, el casadero Alfonso viajó hasta tierras austriacas para conocer a la mujer que le habían asignado como esposa. Pero una vez allí, le gustó más una de las hermanas menores de María Francisca, llamada Alicia y que contaba con 19 años, a la que eligió como esposa despechando a María Francisca. Finalmente don Alfonso se salió con la suya y contrajo matrimonio en Viena el 16 de abril de 1936 con la joven Alicia.

ÑÐ

52.141

 

Fotografía de la década de 1940 en la que aparecen de izquierda a derecha SS.EE. doña Teresa, don Carlos y doña Inés, los tres nietos que tuvo S.M. don Elías de Borbón, engendrados por su hija doña Alicia y su yerno don Alfonso.

A la muerte de don Elías en 1959, y en ausencia de leyes sálicas en Navarra, los derechos a la titularidad del reino navarro recayeron en los hijos e hijas de Elías, y tras fallecer todos ellos salvo doña Alica sin descendencia, se transmitieron en último término a sus nietos Carlos, Teresa e Inés.

ÑÐ

46.22

 

S.A.R. doña María Cristina de Borbón Parma, junto a su madre S.A.I.R. doña María Ana de Austria, esposa y última hija de don Elías de Borbón Parma.

En el momento de efectuarse la fotografía doña María Cristina contaba 10 años y su madre 54 años. La instantánea fue tomada durante la gran recepción en el palacio vienés de la Albertina (Albrechspalais) con motivo del enlace matrimonial de su hermana doña Alicia con el infante don Alfonso de Borbón celebrada el 16 de abril de 1936, y publicada el 3 de mayo de 1936 en la exclusiva revista de sociedad "Wiener Salonblatt".

Doña María Cristina nunca contrajo matrimonio y fue, con excepción de doña Alicia que se mudó a España, en la última de los hermanos y hermanas en fallecer, célibe y sin descendencia, en la residencia familiar situada en la calle Metternichgasse nº7 [] de Viena. Fue enterrada en la Capilla Real de Glashütte [].

ÑÐ

HERÁLDICA:

Su Majestad don José de Borbón Parma dispuso de corona real y las armas heráldicas simples y compuestas de su progenitor, decretadas por su abuelo paterno el duque Carlos III en 1852 [], cuyas características se detallan a continuación:

Timbre y campo del escudo de armas de Enrique de Borbón-Parma / blason de Henri de Bourbon Parme / Borboi Parmako Henrikeren armarria / Stemma di Enrico di Borbone-Parma / Coat of Arms of Henry of Bourbon Parma / Wappen Heinrich von Bourbon-Parma
48.x5

  Blasón del campo del escudo de armas de S.M. don Enrique V:52.15

Escudo con contorno de boca oval cortado de dos trazos. 1º: Terciado en palo. En el primer cuartel en campo de oro, seis flores de lis de azur bien dispuestas. Segundo cuartel partido: En el 1º en campo de plata, una cruz patada plena de gules cantonada de cuatro águilas con el vuelo alzado de sable; 2º en campo de azur, un león rampante de plata bandado de gules, armado y coronado de oro. Tercer cuartel partido: En el 1° en campo de oro, cinco roeles de gules dispuestos dos, dos, uno, superado de un gran roel de azur en jefe cargado de tres flores de lis de oro puestas dos y una; 2° medio cortado de oro y gules, brochante un espino arrancado de sable de seis ramas, una al jefe, dos a diestra y tres a siniestra, florido de plata. 2º: Partido. Cuarto cuartel en campo de plata un águila alzada de sable, picada, membrada y linguada de gules, coronada de oro, cargado el pecho de un escudete de boca oval; en campo de gules una cruz plena de plata. Quinto cuartel en campo de gules una faja de plata. 3º: Terciado en palo. Sexto cuartel cinco puntos de plata equipolados de cuatro de gules; el jefe de oro cargado de un águila con el vuelo alzado y bicéfala de sable, picada, membrada y linguada de gules. Séptimo cuartel de gules una cruz plena de oro, cantonada de cuatro betas de oro adosadas y con forma de eslabones. Octavo contracuartelado en cruz: En el 1º y 4º palado de oro y azur, brochante una faja de plata; en el 2º y 3º fajado ondado de oro y azur. Sobre el todo escusón oval aumentado en tres medios su proporción heráldica con cuartelado en cruz: En el 1º y 4º en campo de gules, un castillo donjonado de oro aclarado de azur; en el 2º y 3º en campo de plata, un león rampante de púrpura, linguado y armado de oro. Sobre el todo del todo escusón oval; en campo de azur, tres flores de lis de oro puestas dos y una, y bordura cosida de gules cargada de ocho veneras de plata, dos en jefe, cuatro en los flancos y dos en punta. 52.42

Contorno exterior del escudo de armas:

Bocas ovaladas semejantes a los utilizados por el progenitor de don Enrique, el rey Roberto I y su abuelo paterno el duque Carlos III..

Campo del escudo [Campo del escudo de armas de Alicia de Borbón-Parma / blason de Alice de Bourbon Parme / Borboi Parmako Aliziaren armarria / Stemma di Alice di Borbone-Parma / Coat of Arms of Alice of Bourbon Parma / Wappen Alice von Bourbon-Parma]:

Farnesio Guastalla Hesse Médici
       
Malaspina Saboya Austria Pallavicino
       
Paleologo Landi Castilla León
       
       
    Borbón Parma    
       

Ocupando el abismo las armas familiares de la Casa de Borbón Parma, cargando la bordura de Anjou de ocho veneras de plata.

EVOLUCIÓN Y TESTIMONIOS HERÁLDICOS

Contenido reservado para miembros

Contraseña:

ÑÐ

 

 

Reseñas, notas y bibliografía
52.133
Legitimismo dinástico en los reinos de Navarra
Carlos Sánchez-Marco

Fundación Lebrel Blanco
2005, lebrelblanco.com

La Principauté d'Andorra
Conte F. di Broilo

Rivista del Collegio Araldico (Rivista Araldica)
Roma, 1918

46.57
52.12
La Succession Théorique des Rois de Navarre
Sébastien Ray

École normale supérieure
2002, eleves.ens.fr

La familia rival
Juan Balansó

Editorial Planeta
Barcelona, 1994

52.1

 

 

Bibliografía   (Pulsar una única vez para desplegar datos bibliográficos. La carga desde la base de datos podría tardar varios segundos)

Relación de entradas referenciadas:

Archives de actes de naissances de la commune de Biarritz - année 188044.5
Sport & Salon, Illustrierte Zeitschrift für die Vornehme Welt - 7/11/190345.13
46.3
Wiener Zeitung - 01/10/1912
46.4
Österreichs illustrierte Zeitung - 06/10/1912

 46.58 Melville Henry Massue - “The titled nobility of Europe : an international peerage or "Who's who" of the sovereigns, princes and nobles of Europe” Harrison & Sons, Londres - 1914

46.13 Gaceta de Madrid - Núm.234 21/08/1920
ABC 29/03/191446.56, 02/11/194947.15
46.58 Melville Henry Massue - “The titled nobility of Europe : an international peerage or "Who's who" of the sovereigns, princes and nobles of Europe” Harrison & Sons, Londres - 1914
46.57
Conte F. di Broilo - “La Principauté d'Andorra” Rivista del Collegio Araldico (Rivista Araldica), Anno XVI, Roma - 1918
Wiener Salonblatt - 15/02/1931
46.18 09/02/193646.20, 03/05/193646.22
46.24
Wiener Sonn- und Montags-Zeitung - 02/03/1936
46.62
Georges de Morant - “Annuaire de la noblesse de France” quatre-vingt-quatrième volume, Chez Le Nobiliaire, Paris - 1938
Boletín Oficial del Estado - “Núm. 160 Ley de Sucesión en la Jefatura del Estado” 09/06/1947
47.4

Noticiarios y Documentales - nº333 - 23/05/1949
47.7
48.3
¡Volveré! Dios, Patria, Rey. Portavoz de la Comunión Carlista - Núm.89 “Se acabó la Regencia” - 10/11/1952
48.2
Consejo Nacional de la Comunión Tradicionalista - “Exposicion y dictamen que (...) en nombre de los carlistas españoles elevó a S.A.R. el príncipe regente don Francisco Javier de Borbón-Parma y Braganza (...) durante su estancia en Barcelona (...)” - 1952
48.5 Hervé Pinoteau - “Héraldique capétienne, Tome II” Les Cahiers Nobles, París - mayo 1955
48.13
Legitimidad - “Trascendental carta-mensaje a la Comunión Tradicionalista, de D. Elías de Borbón Parma, Duque de Parma, hermano mayor de D. Javier y Jefe de la Casa Borbón Parma” Número 2 - octubre 1958

48.12
“El acto de Estoril. 20 de diciembre de 1957” - 1958
Manuel de Santa Cruz - “Apuntes y documentos para la historia del Tradicionalismo Español 1939-1966” - Tomo 14 1952, 1986
51.7
52.4
Javier González de la Vega - “Yo, María de Borbón” - 1995

52.141
Archivo y Biblioteca de la Senescalía de la Casa Real Navarra - desde 2005
52.30
Christine Maisel-Schulz - “Kinderlandverschickungen österreichischer Kinder nach Spanien in den Mangeljahren nach dem Zweiten Weltkrieg” - 2010
52.32
Obm. Alois Prenner - “Kameradschaftsbund - Friedberg. Gründungsjahr 1911” - 2011

52.214
British Pathé - “Assassination of King Alexander I of Yugoslavia & Louis Barthou (1934) | British Pathé” youtube.com
- 13/04/2014
52.238
Österreichischen Nationalbibliothek - “Fotografie Alice Bourbon-Parma” Signatur: 500748 C, ÖNB Bildarchiv und Grafiksammlung, onb.ac.at - 2015
52.213
Thibault Penin - “Je vous fais décourir Biarritz !” youtube.com
- 08/11/2016
53.4 Rafael Castellano, conde de Priego - “Cazadores españoles del siglo XX” - noviembre 2017
53.66
Real Maestranza de Caballería de Zaragoza - “Visita de D. Juan Carlos de Borbón. 12 de diciembre de 1959” rmcz.es
- 2021

Relación de entradas pendientes de referenciar:

Archives de actes de naissances de la commune de Biarritz - années 1875, 1880 et 1882

La Légitimité: journal historique hebdomadaire - 02/09/1883

Registro Civil de Palacio - Madrid, sección 4ª, tomo I, folio 1 - 07/02/1901

45.22 Albert Révérend - “Annuaire de la noblesse de France” soixante et unième volume, Chez Honoré Champion, Paris - 1906

Sport & Salon, Illustrierte Zeitschrift für die Vornehme Welt - 7/11/1903, 30/03/1907

Almanach de Gotha. Annuaire généalogique, diplomatique et Statistique - 1910 (147e année)

Wiener Zeitung - 01/10/1912

Österreichs illustrierte Zeitung - 06/10/1912

46.61 Amédée Trudon des Ormes - “Annuaire de la noblesse de France” soixante-neuvième volume, Chez Édouard Champion, Paris - 1913

Mundo gráfico - Año IV. Núm 128, 08/04/1914 / Año XX. Núm 961, 02/04/1930

Jean de Bonnefon - “Almanach de Bruxelles” - 1918

46.60 Amédée Trudon des Ormes - “Annuaire de la noblesse de France et des maisons souveraines de l'Europe” soixante et onzième volume, Chez Édouard Champion, Paris - 1921

Das interessante Blatt - 25/05/1922

Wiener Salonblatt - 15/02/1931, 26/03/1933, 09/02/1936, 19/04/1936, 03/05/1936, 27/06/1937

Wiener Sonn- und Montags-Zeitung - 02/03/1936

L'Écho d'Alger - 28e Année Nº 10.505 - 11/05/1939

Neues Wiener Tagblatt - 31/05/1939

Baron Hervé Pinoteau - “Panorama de l'héraldique capétienne contemporaine” - 1955

Domingos de Araujo Affonso, Hubert Cuny, Simon Konarski, Alberto de Mestas et Baron Hervé Pinoteau - “Le sang de Lous XIV” - 1961

Ruolo del S.M.O. Constantiniano di S. Giorgio - “Nomine e promozioni del S.M.O. Constantiniano di San Giorgio, fatte da S.A.R. il Principe Don Alfonso, Duca di Calabria, Conte di Caserta ed Infante di Spagna, attuale Gran Maestro” - 23/01/1963

Juan Balansó - reportaje “En la muerte del Jefe de la Casa de Parma” ABC - 27/11/1974

Baron Hervé Pinoteau - “Nouveau panorama de l'Héraldique capétienne contemporaine et quelques lignes sur des questions connexes” - 1976

Juan Balansó - “La Familia Real y la familia irreal” - 1992

Cercle d'Études des dynasties royales européennes - “Le Royaume d'Espagne, Le Duché de Parme” - 1997

Sébastien Ray - “La Succession Théorique des Rois de Navarre” - 2003

P.Conforti, M.B.Crispo, A.Grassi - “El Patrimonio heráldico de la Casa de Borbón-Parma” - 2004

52.15 Senescalía de la Casa Real Navarra - “Emblemas heráldicos de la Casa Real Navarra” - 2005

Gianfranco Rocculi - “Araldica della Real Casa Borbone Parma. Lo stemma del Ducato di Parma, Piacenza e Stati annessi” - 2008

Dynastie Capétienne : site sur la généalogie de la Dynastie Capétienne - dynastie.capetienne.free.fr - 2008

Olivier Coutau-Bégarie - “Boutons de livrée royale” - 14/12/2010

Christine Maisel-Schulz - “Kinderlandverschickungen österreichischer Kinder nach Spanien in den Mangeljahren nach dem Zweiten Weltkrieg” - 2010

Obm. Alois Prenner - “Kameradschaftsbund - Friedberg. Gründungsjahr 1911” - 2011

Luis Manuel de Villena Cabeza - “Genealogía Manuel de Villena” Geneanet.org - 2013

52.42 Senescalía de la Casa Real Navarra - “Dossier con las normas de sucesión del Reino de Navarra y árbol genealógico comentado con motivo del 98º aniversario del nacimiento de la reina titular” - 13/11/2015

Rodrigo Moreno (@romo_b2s) - “Glashütte” instagram.com - 25/06/2017

Franz Stern - “Jagdgut Glashütte” anblick.at - mayo 2017

ÑÐ